Afiliados a Cruz Blanca se declaran en el limbo

Algunos pacientes de Alto Costo, temen porque no se les garantice la continuidad en los tratamientos.

Luego de que la Superintendencia de Salud ordenara la revocatoria de la autorización para el funcionamiento, además de la liquidación total a la EPS Cruz Blanca. Algunos de sus afiliados, especialmente los de Alto Costo, aseguran que están en completa incertidumbre sobre el futuro de la prestación del servicio.

Betty Vázquez, delegada principal de la Asociación de Usuarios, afirma que pese a las circunstancias registradas con el Grupo SaludCoop, Cruz Blanca estaba prestando los servicios a los pacientes de Alto Costo. Sin embargo, tras esta liquidación, auxiliares de enfermería y terapeutas están informando que no van a seguir garantizando la atención.

“El sin sabor que tenemos nosotros los usuarios es la falta de responsabilidad de la Superintendencia, la cual sabiendo que iba a liquidar a Cruz Blanca no reasignó, por lo menos a los pacientes de Alto Costo, a otras EPS para que no quedaran en el aire”, enfatiza Vázquez.

Lea también: Se acaba Cruz Blanca. La Supersalud ordenó que la EPS sea liquidada

Por su parte Elizabeth Buitrago, mamá de un menor que es paciente con riesgo de tumor cerebral, reclama a la Supersalud, la garantía en el suministro de medicamentos y tecnologías que necesita su hijo. Según ella su niño estará hasta el próximo 31 de octubre a la deriva tras esta decisión.

También Ana María Castro, mamá de una menor con discapacidad múltiple, se pregunta qué va a pasar con las autorizaciones que están en curso para la entrega de medicamentos; con los pacientes que están postrados en cama, sin tratamiento; cirugías que deben realizarse de inmediato, o que venían en trámite. Pero que ante el miedo de las IPS de que no se les pague el servicio, han dicho que no prestarán la atención.

“Yo hablé con Cruz Blanca y la EPS nos pide estar tranquilos porque vamos a seguir común y corriente. Eso piensan ellos, pero las IPS hacen lo contrario. Entonces yo siento que nosotros como usuarios estamos siendo atropellados, vulnerados. De aquí al primero de noviembre falta mucho tiempo, entonces qué va a pasar con estos tratamientos que van a ser interrumpidos”, afirmó Castro.

Vea también: Yuri Alvear, oro en el Grand Prix de Brasilia y se acerca a Tokio 2020

De otra parte, Mauricio Ruíz presidente del Sindicato de Cruz Blanca lamenta esta decisión, y añade que esto es sinónimo de empleados que van a quedar en la calle y deudas sin pagar. Afirma que definitivamente estas intervenciones son preocupantes porque no se le está dando le manejo correcto a la situación.

Estas personas anuncian que este martes 7 de octubre, a las 3 de la tarde, realizarán un plantón en la sede principal de Cruz Blanca, ubicada sobre la calle 67, para que la Superintendencia de Salud les garantice que no va a haber traumatismo y que sus familiares, que son pacientes de Alto Costo, tendrán la continuidad en los tratamientos. 

Cargando