Para los constructores ha sido bueno el primer año de gobierno Duque

Camacol espera que se inicie la construcción de 520 mil viviendas de interés social y habilitar de 16 mil hectáreas de suelo urbanizable

El primer año de gobierno del presidente Iván Duque Márquez, ha estado marcado por un contexto sectorial de grandes desafíos en materia de reducción del mercado de vivienda y contracción en la generación de valor agregado del sector.

 Le puede interesar: Dólar en Colombia superó los $ 3.400

Sin embargo, se ha venido creando un marco de estrategias de política de vivienda social y acciones para la reactivación de la construcción, que permiten decir que ha sido un buen año en materia de gestión y que se espera que el segundo año se den los créditos de estos esfuerzos.

Así lo manifestó la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, Sandra Forero, al dar a conocer el balance del primer año de esta administración. "Yo creería que vamos bien. Tenemos un Plan de Desarrollo que tiene unas enormes oportunidades y se abren unas agendas de trabajo para el tema de seguridad jurídica, para tener territorios más ordenados y para tener buenos planes de ordenamiento territorial".

 Según el gremio dentro de este Plan Nacional de Desarrollo, el Gobierno Nacional acogió buena parte de las acciones estratégicas propuestas por Camacol respecto a los temas de ciudad, acceso a la vivienda, oferta de proyectos con seguridad jurídica y productividad del sector. 

“Este es un Gobierno que le está dando a la vivienda el lugar que le corresponde y que además nos estamos acompañando mutuamente, para que ya la recuperación sea mucho más contundente y cerrar el 2019, con unas cifras mucho más positivas”, dijo la dirigente gremial.

 Agregó, que en vivienda social lo clave es contar con la disponibilidad de subsidios para los próximos años, lo cual permitirá la continuidad del modelo del programa de Mi Casa Ya.

Mientras que en el segmento No VIS, se ha anunciado que se adoptarán medidas para impulsar la inversión en vivienda No VIS que consisten en generar garantías para los créditos de vivienda nueva.

Lea también: La economía es una asignatura pendiente del Gobierno Duque

Esperan el gremio que se inicie la construcción de 520.000 viviendas de interés social y habilitar 16.000 hectáreas de suelo urbanizable, que hacen parte de las metas.

Para los constructores quedan algunas acciones por desarrollar y confían en que sean una prioridad para la definición de la política sectorial del segundo año, como por ejemplo fortalecer y desarrollar todas las acciones que generen seguridad jurídica en la gestión de suelo y para el desarrollo de proyectos urbanísticos; y mejorar el entorno productivo del sector mediante la simplificación de trámites y procedimientos, la formación de la mano de obra y demás acciones para incrementar la digitalización y la adopción tecnológica en la construcción.

Cargando