Conservadores tienen un ‘plan B’ para reformar la JEP

La idea es hacer un acuerdo interpartidista que permita hacer modificaciones a ese tribunal.

Juan Diego gómez, senador del Partido Conservador /

En caso de que las objeciones se hundan en el Senado, se buscarán consenso en torno a la reforma que se presentó para modificar la Jurisdicción Especial para la Paz. Justo cuando la plenaria del Senado se dispondrá a votar las seis objeciones que presentó el Gobierno a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), luego de un fuerte debate que evidenció la polarización en la que se encuentra el país en torno al acuerdo con las Farc.

Las recusaciones e impedimentos que se presentaron durante la más reciente sesión contra siete senadores, dilataron la discusión de estos artículos que para el presidente Iván Duque, deben ser excluidos del proyecto de ley.

Podría interesarle: Comisión de Ética negó recusaciones en contra de siete senadores.

Ante esta situación y ante la posibilidad de que las objeciones se hundan en las próximas horas por cuenta de la decisión de las mayorías, el Partido Conservador lanzó una propuesta que permitirá salvar en el mediano plazo la extradición y las facultades que tiene el comisionado de paz para verificar las listas de desmovilizados.

El senador Juan Diego Gómez, vocero de esa colectividad, propuso un gran acuerdo interpartidista como plan B, para impulsar el acto legislativo que ya fue radicado en el Congreso y que busca reformar la JEP.

“Que hagamos un gran acuerdo político entre todos los partidos, los partidos de ‘la U’, Cambio Radical, liberal, conservador, Centro Democrático y también las Farc y todos los partidos de izquierda y de oposición, ese será el camino para blindar esos acuerdos, para que el país quede tranquilo, se pueda pasar la página y nos ocupemos de la agenda que necesita Colombia”, señaló Gómez.

Dijo que con esa reforma constitucional se podrían resolver las inquietudes que existen en torno a la negociación que se adelantó con la entonces guerrilla de las Farc.

“Ese acuerdo, con imperfecciones, con dificultades, con impunidad, es un gran activo de los colombianos, porque le pone fin a una guerra de más de 50 años y lo que necesitamos es calmar los ánimos, pasar la página y resolver las dificultades que se tienen entre los del Sí y los del No”, manifestó.

Lea también: 38 investigados por parapolítica quieren entrar a la JEP.

También hizo un llamado a calmar los ánimos, teniendo en cuenta que los niveles de agresividad en el país ya son alarmantes.

En las próximas horas la plenaria del Senado definirá la suerte de las seis objeciones que presentó el Gobierno a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz.

Cargando