Un cazador ilegal se enfrentó a la furia de la selva

Lo mató un elefante y los leones se comieron su cuerpo.

Según un comunicado de Parques Nacionales Sudafricanos solamente quedó el cráneo y parte del pantalón de un cazador furtivo (o ilegal), luego de que su cuerpo fuese devorado por una manada de leones.

Podría interesarle: ¡Impactante! El actor Pablo Lyle mató a un hombre de un puño.

Aun así, el cuerpo ya estaba sin vida pues un elefante había asesinado al cazador, según un grupo de compañeros cazadores que avisó la tragedia a su familia.

El hecho ocurrió en el parque Kruger, ubicado en la frontera de Sudáfrica con Mozambique, donde las autoridades encontraron los restos y detuvieron a los cómplices del cazador difunto, a quienes decomisaron los rifles.

Aunque hayan dado el pésame a los familiares de la víctima, también mandó una advertencia de los peligros que puede tener entrar a parque Kruger a pie e ilegalmente.

Cargando