Colombia califica como una provocación de Venezuela la expulsión de Cónsul

La Cancillería está en comunicación con el cuerpo diplomático acredita en Venezuela para verificar la situación.

El gobierno colombiano consideró una “provocación de la dictadura criminal” de Venezuela la decisión de expulsar de su territorio a Juan Carlos Pérez Villamizar, quien venía ejerciendo las funciones de cónsul en Caracas, como medida de “reciprocidad” por la expulsión de Carlos Manuel Pino.

Así lo afirmó la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez quien afirmó que, “es totalmente inaceptable desde el punto de vista del derecho internacional, porque el señor Pino que estaba en Colombia no tenía una función pública ni estaba acreditado como diplomático en Colombia, era un contratista que estaba cumpliendo unas funciones en la embajada pero no era un diplomático acreditado en Colombia”.

Lo anterior a diferencia de lo que hace Venezuela, “porque está expulsando a un funcionario diplomático de carrera, debidamente acreditado, que ejerce funciones consulares”.

Para la vicepresidenta Ramírez existe, “muchísima oscuridad” sobre Carlos Pino, quien en el pasado “había tenido problemas con la justicia colombiana”, un contratistas con “unas funciones grises”, donde el gobierno procedió dentro de su autonomía.

Se trata de “una más de las arbitrariedades” del régimen de Nicolás Maduro, “donde sabemos que no hay un gobierno democrático, legítimo, lo que hay allí es una dictadura criminal”.

Afirmó que Colombia, cuando se trata de funcionarios diplomáticos, garantiza el respeto hacía sus credenciales y el ejercicio de sus funciones.

Confirmó que la Cancillería colombiana inició contacto con todo el cuerpo diplomático en Venezuela, para conocer su situación y verificar si hay lugar a tomar algún tipo de acciones.

Le puede interesar: Venezuela expulsa a diplomático colombiano

Cargando