JEP decreta práctica de pruebas en el caso Santrich

Le dieron un plazo de 40 días a la Cancillería y la Fiscalía para aportar las evidencias que tienen al borde de la extradición al ex jefe de las Farc.

Mientras la Fiscalía insiste que la Justicia Especial de Paz no tiene competencia para decidir sobre la extradición de Jesús Santrich, el ex jefe de las Farc, esa jurisdicción ordena la práctica de pruebas para determinar la legalidad de esa extradición.

A la Fiscalía

Entre otras disposiciones la Justicia Especial le pidió a la Fiscalía que entregue los audios originales y que hacen parte de la investigación contra Marlon Marín por un caso de corrupción, de no encontrarlos la alternativa es una copia espejo de esos audios, pero con una petición bien particular.

“Adjuntar la orden impartida por el Fiscal Delegado 2 para la interceptación de comunicaciones, así como el acta o registro de las audiencias de control de legalidad”.

También le piden a la Oficina de Asuntos Internacionales de la Fiscalía remitir copia de la solicitud de asistencia judicial elevada por los Estados Unidos como parte de la investigación contra Hernández Solarte, “por cuenta de los hechos por los que está siendo requerido en extradición”.

Conozca más: Marlon Marín llegó a Estados Unidos para delatar a Santrich

Orden a la Cancillería

Otra petición fue dirigida a la Ministerio de Relaciones Exteriores para que tramite ante la Justicia de los Estados Unidos la entrega de las evidencias que soportan el pedido de extradición de Santrich.

“Para los mismos efectos, requirió a la Fiscalía General de la Nación para que por su conducto, y haciendo uso de los canales diplomáticos o enlaces que tenga a su disposición, realice las gestiones pertinentes”.

El plazo

Para estos dos asuntos la JEP entregó un plazo de 40 días con la advertencia de que si cumplido ese término no lo entregan, los magistrados de la Sección de Revisión del Tribunal Especial para la Paz, tomarán decisiones con las pruebas que tienen sobre la mesa.

“Si transcurrido un término razonable de cuarenta (40) días, contado a partir de la comunicación de esa determinación al Ministerio de Relaciones Exteriores y a la Fiscalía General de la Nación, no se hubiesen aportado las evidencias, deberá continuar con el trámite de la garantía de no extradición, con el fin de adoptar la decisión que corresponda con base en los medios obrantes en el proceso”.

Lo malo de extraditar a Santrich

En su decisión la Justicia Especial de Paz aseguró que estudiarán las pruebas que soportan el pedido de extradición, con una salvedad: “La decisión tendrá implicaciones en la salvaguarda del proceso de paz, al verse comprometida su aportación a la verdad, la justicia, la reparación y no repetición, así como la seguridad jurídica de solicitantes y comparecientes”.

De esta manera advierten los inconvenientes de la extradición de cara a los compromisos del acuerdo de paz.

Salvando voto

Tres magistrados de la Sección de Revisión del Tribunal Especial para la Paz, votaron positivamente la práctica de pruebas en el caso Santrich y dos consideraron que esta decisión “desconoció la autoridad judicial extranjera y los tratados internacionales sobre cooperación judicial internacional”.

En su salvamento de voto la magistrada Claudia López aseguró que controvertir el indictment “invade la jurisdicción penal de los Estados Unidos de América”, esto porque en su criterio se abre paso a un proceso paralelo a la discusión sobre la extradición.

 



Cargando