Lucha contra el narcotráfico

Con drones a baja altura se adelantará aspersión con glifosato

El presidente Santos anunció que la meta es erradicar más de 110.000 hectáreas de cultivos ilícitos en lo que resta de 2018.

Al término de la reunión del Consejo Nacional de Estupefacientes el presidente, Juan Manuel Santos anunció que Colombia regresará a la fumigación con glifosato, pero aclaró que se realizará a baja altura, lo que se cataloga como terrestre y no representa que se vuelva a la aspersión aérea.

El jefe de Estado explicó que al plan integral de lucha contra las drogas que se desarrolla actualmente, se incorporarán nuevos elementos tecnológicos como la utilización de los drones, junto a vehículos especializados.

Durante el encuentro, “discutimos la utilización de los llamados drones, aviones no tripulados, que por su altura se asimilan a una aspersión terrestre, no aérea”.

A través de una serie de planes piloto desde los Ministerios de Salud y de Medioambiente se certificó que cumple con las condiciones para autorizar su utilización.

Afirmó que el riesgo de afectación a las comunidades se elimina, teniendo cuenta que, “no va a haber la deriva que en la aspersión aérea se daba cuando los vientos se llevaban el glifosato a otros lugares y hacían estragos”.

Destacó además que la concentración en la fórmula será del 50% de lo que se utilizaba anteriormente en la aspersión aérea.

Se usarán además vehículos tipo ‘oruga’, “una especie de tractores para hacer más eficiente la erradicación forzosa”.

Esta tecnología se sumará la erradicación forzosa a través de las Fuerzas Militares y la sustitución voluntaria de cultivos, que hacen parte de un plan integral que asegura el mandatario por primera vez en 40 años permitirán luchar de manera efectiva contra el narcotráfico.

Puso como meta erradicar más de 110.000 hectáreas de cultivos ilícitos este 2018, que se derivan de 40.000 hectáreas sustituidas voluntariamente y 70 mil hectáreas mediante la erradicación forzosa, “una cifra sin precedentes”.

“Se trata de un plan financiado, con metas claras, ambiciosas pero también cumplibles”, resaltó.

Sobre el informe presentado por el Gobierno de Estados Unidos donde advierte el incremento de los cultivos ilícitos en Colombia, insistió en que debe existir una corresponsabilidad, teniendo en cuenta que este país es uno de los mayores consumidores.

Lea también: Cultivos ilícitos en Colombia llegaron a 209.000 hectáreas: EE.UU. 

“El informe publicado reconoce que el número de nuevos consumidores de Cocaina entre el año 2013 y el 2017 creció en un 81 %”, por eso debe ser una lucha “el mundo entero y no solo de Colombia”.

“Los países consumidores tienen la obligación de reducir el consumo, de atacar las organizaciones del tráfico de drogas y del lavado de activos y las que distribuyen la droga en sus propios países”, insistió.

El presidente Santos dice que si este plan que presentó funciona, Colombia dejará de ser el primer productor de Coca en el mundo, “pero hay que darle tiempo para que produzca los resultados”.

“Esto lo hacemos por nuestra propia seguridad, no porque nadie lo esté imponiendo, porque a Colombia es lo que le conviene, pero también reclamamos con igual vehemencia que el resto del mundo, que los consumidores también se comprometan a la lucha contra el narcotráfico”, puntualizó.

El Gobierno confía en que de el uso de esta tecnología permitirá regresar al uso del glifosato, sin incumplir el mandato de la Corte Constitucional que prohibió la fumigación aérea por el daño que representaba para la salud de las poblaciones afectadas.

Cargando