Un conductor a la cárcel por hacer caer a un pasajero

La Corte Suprema dejó en firme una condena contra un conductor por imprudente.

El hecho sucedió en Manizalez, un pasajero iba descendiendo del bus y el conductor no esperó a que se bajara cuando arrancó. La persona se cayó y le concedieron una incapacidad de 90 días. 

El hombre debe pagar ahora 6 meses de cárcel y 12 días, más una multa de aproximadamente $2.800.000, pero también la privación de conducir vehículos automotores por el mismo periodo de tiempo. 

La Corte estuvo de acuerdo con la condena y con lo señalado por el juez al decir que, “El comportamiento del procesado fue imprudente, pues pudiendo conducir de forma precavida, esto es, cerrando la puerta mientras el automotor se encontraba en movimiento, optó por no hacerlo”. 

Por esto, el delito de lesiones personales por el que tiene que responder se elevó a título de culpa. 

Con esto se quiere hacer un llamado a los conductores para que recuerden su responsabilidad de cumplir con las normas de tránsito.

Cargando