Grave crisis de mando en la Segunda División del Ejército

Deserciones, malos manejos administrativos, incumplimiento de órdenes y trato desobligante del general Jaime Carvajal se estarían presentando.

Caracol Radio obtuvo audios donde el general Jaime Agustín Carvajal, comandante de esta división reconoce deserciones, bajos resultados operativos, posibles casos de corrupción y falta de orden por parte de sus subalternos y ante la dramática situación comienza a utilizar un lenguaje desobligante.

La Segunda División del Ejército, una de las más importantes del país con cerca de 7.000 hombres a su cargo, cuenta con jurisdicción en 4 departamentos Norte de Santander, Bolívar, Santander y Boyacá  y estaría pasando por una grave crisis de mando.

En un primer audio el general Carvajal reconoce que ni los propios planes diseñados por los batallones se están cumpliendo. “Estamos cansados de mandar oficios y oficios, por primera vez por segunda vez, recabase hasta que me toca llamar emputarme y echarle la madre a alguien, entonces ahí si responden el oficio (…) Y los miembros del estado mayor son unos güevones que lo único que hacen es cumplirme las órdenes a mí y los oficios que ellos hace son oficios que yo Jaime Carvajal ordeno”.

En un segundo audio, el general Carvajal expresa su enfado porque no se está cumpliendo con sus directrices. “Y entonces porque hay batallones que no salen con el ciclo CODE y dañan todo el hijueputa planeamiento, todo el verraco planeamiento lo dañan y entonces los malos somos nosotros los asesores de escritorio porque estamos haciendo cumplir lo que usted programaron, lo que ustedes planearon, tienen huevo, no jodas”.

En un tercer audio, el general reconoce que hay deserciones en las unidades bajo su mando y con términos desobligantes pide que se tomen correctivos.

“Cuántas veces les dije yo allá en esa reunión que no aceptaba desertores, cuántas veces les dije que en esa que ustedes tenían que buscar a los desertores, ¿pero cuántos desertores tenemos nosotros? 61 desertores tenemos nosotros, y esos 61 desertores son de las diferentes brigadas y los diferentes batallones y ustedes los que me están escuchando son los responsables de esa carajada, ahora les toca a ustedes buscar a esos cabrones”.

Ante esta situación, el general amenaza con hacer lo posible para frenar los ascensos de quienes no le están cumpliendo con sus instrucciones. “Porque yo voy a comenzar a tomar decisiones, porque no voy a dejar ascender a teniente coronel o que llamen a la escuela de guerra a una cantidad de mayores ineptos que hay de ejecutivos (…) la diferencia que hay entre amenaza y advertencia, es que la amenaza no se cumple y la advertencia si se cumple”.

En un quinto audio, el general Carvajal se ofusca por los malos procedimientos administrativos que se hacen en sus unidades. “Vaya mire a ver cuántos oficiales de personal le ha tocado ir allá a hacer planas por ineptos, mil guevones, dos mil guevones que tiene una verraca brigada”.

Es de recordar que esta división ya ha estado en el ojo del huracán antes, pues fue allí donde se iniciaron los falsos positivos hace 10 años y hoy porque no ha podido controlar la situación de orden público en Norte de Santander en la región del Catatumbo, donde en las últimas horas hubo enfrentamientos entre ELN y Los Pelusos, que dejaron seis muertos de estas organizaciones al margen de la ley.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir