El feminicidio de una líder social en Cauca

Idali Castillo Narváez fue asesinada “con extrema violencia” según la Fiscalía y el crimen apunta a familiares cercanos.

Era la vicepresidenta de la junta de acción comunal de la vereda Bellavista, del Municipio de Rosas en el Cauca. Idalí Castillo fue abusada, torturada y asesinada, al parecer por su esposo y cuñado.

La mujer fue secuestrada el 8 de agosto de 2017 y su cuerpo fue encontrado en un paraje desolado del municipio. Ese día arrancó la investigación que este martes se traduce en tres órdenes de captura y un proceso de recolección de pruebas que incluyó análisis de ADN.

Los investigadores encontraron en el lugar de los hechos evidencias que llevaron a la casa y lugar de residencia de la víctima. Con rayos ultravioleta, los agentes encontraron rastros de sangre de Idali en la ropa del esposo y en otras partes de la casa.

Un crimen de “extrema violencia”

Hasta la Fiscalía reprochó con contundencia el nivel de crueldad de este asesinato que incluyó heridas con cuchillos en varias partes del cuerpo y un intento por retirar la piel de la cara y así dificultar la identificación de la víctima.

El director de seguridad ciudadana de la Fiscalía, Luis González, aseguró que por ahora se descarta que el asesinato esté relacionado con la actividad de líder social que adelantaba la víctima en su comunidad.

“Las primeras entrevistas se enfocaron a miembros cercanos a ella, la Fiscalía se acercó a sus familiares y se recogió las evidencias como pruebas de ADN, y luego de varias interceptaciones telefónicas, se conoció en detalle quienes estarían detrás del crimen”.

La investigación

Las pruebas recuperadas por la Fiscalía incluyeron un trabajo minucioso de criminalística con evidencias analizadas en Bogotá.

Se hicieron pruebas de ADN, dactiloscopia, interceptaciones y entrevistas que dieron como resultado las primeras órdenes de captura y una hipótesis criminal relacionada con problemas sentimentales entre víctima y victimarios.

Las evidencias arrancaron con el cuerpo de la víctima y llegaron hasta la casa del presunto agresor. Los investigadores usaron luces forenses para identificar los rastros del crimen en las pertenencias de quien hoy está capturado, el esposo de la líder social.

Los presuntos responsables

Luego del asesinato de Idalí, la familia denunció amenazas y la Fiscalía investigó. Quienes aparentemente construyeron las intimidaciones fueron los mismos que al parecer cometieron el feminicidio.

Las evidencias recolectadas dejaron como resultado un hallazgo en dirección al esposo y cuñado de la víctima y en su contra solicitaron órdenes de captura que se hicieron efectivas.

Los dos serán presentados ante un juez de garantías para imputarles cargos, mientras buscan otra persona que al parecer participó en el crimen.

Cargando