DEA revela que testigo contra sobrinos de Maduro fue asesinado en Honduras

El agente Sandalio González envió una declaración a la Corte de NY donde habló de la colaboración del informante a cambio de rebaja en la pena.

Nicolás Maduro /

A raíz de una investigación de la periodista Maibort Petir, el diario El Heraldo de Honduras hizo pública la noticia del asesinato del testigo que había posibilitado la captura de Efraín Flores y Franqui Flores, sobrinos del presidente venezolano Nicolás Maduro y de la primera dama, Cilia Flores.

En la publicación se menciona que el funcionario de la agencia antidrogas de Estados Unidos, Sandalio Gonzáles, identifico al testigo como CW-1.

El cooperante, quien fue acusado por el delito de tráfico de drogas, había empezado a dar información desde mayo de 2015 con el fin de recibir un indulto en su sentencia. Gonzáles mencionó que el informante se movilizaba en silla de ruedas y nunca porto equipos de grabación de la DEA.

Así mismo señalo que en el mes de octubre lo contactado dos venezolanos que querían participar en el tráfico de Cocaína, se trataba de los llamados narcosobrinos. La única prueba del vínculo es una foto tomada el 4 de octubre del 2015, donde aparecen los Flores junto con el testigo.

Un informe de la DEA confirmó que el cooperante fue asesinado en el mes de diciembre.

Los sobrinos de Maduro fueron detenidos en Haití a finales del año pasado, mientras intentaban ingresar un cargamento de 800 kilos de cocaína. Los dos jóvenes se declararon inocentes a pesar de que en un inicio reconocieron los cargos. Los chavistas y allegados al presidente consideran su encarcelamiento como un secuestro.

Cargando