El abecé de la necesidad de una nueva política pública audiovisual

El viernes 4 de marzo se llevará a cabo el inicio de la discusión de los sectores interesado con el Gobierno.

En Cartagena comenzó la feria más importante del sector de convergencia audiovisual y tecnologías multimedia de la región, Andina Link, un evento que reúne a 34 países y más de 1.500 personas.

El tema a tratar en esta feria, visto desde lo académico y comercial, este año es el clamor de los cable operadores tanto nacionales, internacionales como regionales, que buscan que el Gobierno escuche sus opiniones para que se construya un espacio de regulación al entorno digital, encaminado por una política audiovisual.

Por qué la necesidad de una nueva política pública audiovisual

El internet ha revolucionado el acceso a los servicios y a la información como no lo había hecho ningún medio de telecomunicaciones en el pasado. La velocidad en la evolución de internet avanza a pasos aún más agigantados en cuanto a contenidos, aplicaciones y servicios ofrecidos a través de la red.

El ejemplo más evidente en el mercado es Netflix, el cual ya se perfila como el líder de la televisión paga para 2018, en Latinoamérica, de acuerdo con la consultora Dataxis, cuenta con 5 millones de suscriptores actualmente.

En el caso específico de Colombia, de acuerdo con datos del ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación, a 2015 Netflix cuenta con 600,000 suscriptores. Mientras que el mercado de la televisión por suscripción se ha desacelerado en el último año. De enero de 2013 a junio de 2014 el mercado creció un 13 por ciento, mientras que de junio de 2014 a septiembre de 2015 solo ha crecido el 3 por ciento.

Esto es un síntoma del cambio que está viviendo el mercado audiovisual, pasando de una relación lineal de los proveedores de contenido a los operadores de televisión paga a los televidentes, a una relación horizontal, en la que los usuarios pueden consumir contenido por múltiples pantallas y de muchos orígenes.

El negocio de la televisión y el entretenimiento digital hace años que está evolucionando. Pero el marco legal y regulatorio, no solo en Colombia sino en el mundo, se mantiene rezagado por parte de las autoridades con el fin de establecer las normas a través de la “neutralidad de la red”, sobre todo con el fin de acortar la brecha digital, pues al establecer un cobro mayor o una salida del país de servicios como Netflix... se haría una clara contravensión en contra de la accesibilidad de la información, bien sea por el mero hecho de entretener.

El espacio de discusión

La academia (Andina Link)

En la Andina Link se establecieron dos posiciones claras, la posición de la academia que específica que la televisión paga se estancó en el proceso de evolución y debe encontrar otra forma de negocio. Pues según ellos la primera solución que dieron los cable operadores fue prohíban y saquen los servicios “Over the top” más conocidas como OTT, representadas en la actualidad por el modelo de negocio de Netflix.

Gabriel Levy, director de Andina Link, aseguró que “el mercado actualmente no es favorable para el cable operador en su modelo de distribución de contenido, porque el proveedor de contenidos internacional (como Discovery, HBO, Fox) va querer llegar de manera directa al usuario. Eso significa que la principal apuesta del cable operador debe ser convertirse en un proveedor de servicio de internet, teniendo la capacidad de generar un valor agregado al usuario.

Además, plantea que los cable operadores le deberían poner fin a la tarifa de consumo plana, “no puede ser que un usuarios que consume video, fotos y música, pague lo mismo que una persona que consulta el correo”, es decir que el que consume mucho, pague mucho y el que consuma poco, pague poco.

Otra de las recomendaciones que dio Levy para plantear un nuevo modelo de negocio es que los cable operadores hagan uso de sus data centers que viabilizan el servicio óptimo de servicios vía streaming, “no puede ser que lo instalen gratis, que empresas con un fuerte musculo financiero lo monten a cambio de nada”.

Los cable operadores

El segundo punto de vista es el de los operadores, representados por Alberto Solano, director sectorial de las TIC de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco), que reclaman que se haga una regulización que se establezca desde el “equilibrio”, donde servicios vía streaming, tengan algún cobro fiscal, según ellos para encontrar otro medio de financiación para la televisión pública.

Pues servicios como Netflix se encuentran en un vacío que genera un “desequilibrio competitivo”. Pues, mientras que Directv asegura pagar mensualmente un dólar al Gobierno por cada usuario de sus 1’200.000, Netflix no paga un solo impuesto.

Con el dinero que pagan los cable operadores entre ellos Directv, Claro, Telefónica… es financiado en un 75 por ciento la televisión pública.

Sin embargo, la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) fue muy clara en detallar que la naturaleza del servicio es muy distinta a la otra. Aunque Solano enfatizó “que eventualmente hay que generar unas condiciones de equilibrio para que los actuales prestadores de servicio audiovisuales y los OTT tengan las mismas condiciones”. Es decir que tengan las mismas condiciones frente a las operaciones de demanda que tiene cualquier servicio de televisión por suscripción en Colombia.

Además, si no se llega a regularizar “entonces que se desregule generalmente el servicio de la televisión pública para que puedan generar en las mismas condiciones” afirmó Solano.

Pues el costo que representa el pago al estado por cada suscriptor al servicio o hasta el mismo reporte trimestral de usuarios conlleva un gasto para la compañía que le genera una desventaja y un costo adicional, por el que no puede competir en las mismas condiciones.

Otro tema importante del que trato fue que se debe establecer por parte de estos servicios OTT “el tema de los PQR, o centros de atención al cliente, pues no existe una relación por parte de las compañías hacia el usuario”, lo que finaliza con la queja en el servicio de internet, que realmente no tiene la culpabilidad del caso.

La posición del Gobierno

El trabajo mancomunado entre la Autoridad Nacional de Televisión, el Ministerio de las TIC y la Comisión de Regulación de Comunicaciones son los que tienen la última palabra con respecto a las dos posibles soluciones ya planteadas.

Por lo que se realizará el próximo viernes 4 de marzo una reunión de las propuestas para establecer unos acuerdos para comenzar a analizar la propuesta y empezar la discusión.

Las tres instituciones hicieron presencia en la Andina Link, las cuales tienen el reto de establecer si se debe regular la diversidad de operadores o mirar generalmente a los servicios de operador de contenidos audiovisuales independientemente de la plataforma con el que llegan al usuario, según Maria del Pilar Bahamón, asesora del ministerio TIC para televisión.

*Cartagena

Nicolás Contreras

Invitado por DirecTV

Cargando