Rigoberto Urán le ganó la etapa a la bronquitis

El colombiano corrió enfermo la etapa reina de la Vuelta a España, lo que le significó salir del grupo de favoritos.

Una durísima jornada pasó Rigoberto Urán en la etapa 16 de la Vuelta a España, mientras la carrera tomó un curso en favor de Alberto Contador, él tuvo que pedalear aparte contra problemas respiratorios que lo aquejaron en los últimos días y que mermaron su potencial a lo largo de los 160 kilómetros que incluyeron cuatro puertos de primera categoría y uno de segunda

Fue una lucha descomunal la del colombiano por no desistir y no bajarse de la cicla sino hasta después de haber cruzado la meta en Lagos de Somiedo. En esta jornada la pelea no era por tener en su radar a Alberto Contador, Joaquim Rodríguez, Alejandro Valverde o Chris Froome, esta vez la lucha era contra sus pulmones, sus músculos y contra la debilidad mental que en cualquier momento lo podía traicionar y hacer retirar

Urán empezó a sentir el trajín desde el segundo acenso del día, luego de haber superado el primero de los cuatro picos de primera categoría en la Colladona. Fue en el Alto del Cordal donde el colombiano sufrió su primer bajonazo, empezó a quedarse del pelotón y flaqueando en su cicla se separó por casi un minuto de de los demás

Pero Urán logró vencer las dificultades físicas, confirmadas después por su director técnico, Davide Bramati, quien dio a conocer los problemas de posible bronquitis que su corredor venía atravesando desde tres noches atrás, "no ha dormido bien.  Lleva tres cuatro días pasándolo mal debido a un problema de bronquios". Sus coequiperos se descolgaron del paquete principal para acompañar a Urán. El eslovaco Martin Velits y el español Carlos Verona fueron su rueda de auxilio y a su ritmo, ascendieron a La Cobertoria, el tercero del día y el segundo de primera por el que atravesaba la etapa

Urán logró llegar a la cola del pelotón. La crisis había pasado, aun faltando dos ascensos más por completar. Este no era el día para buscar de reojo la camisa del líder, era el día de no desfallecer

A tres kilómetros de coronar San Lorenzo, el cuarto puerto y penúltimo de la etapa, Urán no pudo seguir con el ritmo del pelotón que a esa altura ya era una selecta veintena de corredores que aumentaba la marcha en busca de los dos punteros, Gianluca Brambilla y Alessandro De Marchi. Brambilla sería expulsado de la carrera kilómetros más adelante en sanción por haberse golpeado con el ruso Ivan Rovny (Tinkoff-Saxo), que también recibió el castigo de la Organización

En la llegada a La Farrapona, lagos de Somiedo, Urán perdió 15:46 con Alberto Contador, quien fue el ganador de la etapa reina, pero ese tiempo no importó, porque la lucha era por no desistir y superar la durísima batalla contra su mismo cuerpo, en ese sentido, Urán venció, cruzó la meta y no se dejó doblegar por los problemas físicos

Viene la jornada de descanso. Urán prometió seguir, “Vamos a mirar qué podemos hacer en los días que vienen”, fue su conclusión.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir