Desfalco a la Dirección Nacional de Estupefacientes

Al proceso fueron vinculados el exfiscal Camilo Bula, los Nule y el exdirector de la DNE, Carlos Albornoz

La investigación busca establecer las irregularidades que se presentaron en la Dirección Nacional de Estupefacientes entre 2007 y 2011 relaciona­das con las irregularidades en la administración, venta y entrega de bienes incautados a la mafia

Por estos hechos la Fiscalía imputó cargos al exli­quidador de bienes de la DNE, Camilo Bula Galeano, por fraude procesal, falsedad en documento público y privado, peculado por apropiación en beneficio propio y a favor de terceros, prevaricato por acción y omisión y concierto para delinquir

Bula par­ticipó en la venta irregular de las propieda­des incautadas por el Estado a los narcotra­ficantes e indujo al error a funcionarios de la Cámara de Comercio y varias notarías de Barranquilla. El Juez 31 Penal Municipal de Bogotá avaló el principio de oportunidad entre la Fiscalía y Bula, quien se comprometió a servir de testigo y a devolver bienes que habría adquirido con dineros de inmobiliarias de la costa Caribe encargadas de administración de inmuebles vinculados a procesos judiciales. Ese principio de oportunidad contempla el subrogado penal de detención domiciliaria, tras su compromiso de cola­borar con la justicia. Un mes después, Camilo Bula aceptó su responsabilidad en el delito de peculado por apropiación en beneficio propio y de terceros por $31.500’000.000 en la admi­nistración de bienes incautados al narco­tráfico

Al sustentar la acusación, la Fiscalía se­ñaló que en la costa Caribe, el Centro Co­mercial Villa del Country avaluado por el CTI en $40.000’000.000 fue vendido en $22.000’000.000. El Centro Ejecutivo II ava­luado por la Fiscalía en $14.000’000.000 fue ofertado en $7.400’000.000, es decir un poco más de la mitad por debajo de su costo real

En 2013 también imputaron cargos en contra de Guido Alberto Nule Marino y los exfuncio­narios de la DNE, Alejandro Vélez Múnera, ex secretario general, y Freddy Guillermo Hernández Sandoval, ex tesorero, a quienes se investiga por el detrimento patri­monial de la DNE en 25 mil millones de pesos

En desarrollo de la investigación se deter­minó que mediante la creación de una fidu­ciaria y a través del consorcio Bogotá-Fusa, Nule habría logrado el traspaso de los dine­ros que manejaba el Fondo para la Rehabi­litación, Inversión Social y Lucha contra el Crimen Organizado (Frisco) sin cumplir con los requisitos legales

Adicionalmente, un juez imposición medida de aseguramiento en estableci­miento carcelario contra el exdirector de la DNE, Carlos Salvador Albornoz Guerrero, el exsubdirector jurídico de esa entidad, Carlos Enrique Robledo Solano, y el médico Tito Ar­cadio Perilla Cepeda

Presuntamente los procesados serían responsables de incurrir en los delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, prevaricato por omisión y enri­quecimiento ilícito de particulares. “Los hechos tienen relación con la venta y la compra de la Granja La 32 en el mes de junio de 2007. Ese predio está ubicado en un sector del municipio de Cota (Cun­dinamarca) y fue vendido al médico Tito Arcadio Perilla y su esposa por la suma de 1.200 millones de pesos. De esta manera se ocasionó un nuevo detrimento patrimo­nial al Estado en una suma cercana a los $2.000.000.000, ya que el predio en reali­dad estaba avaluado en una suma aproxi­mada a los $3.500.000.000. Los dos exfun­cionarios y el médico fueron enviados a una cárcel de la capital del país”, sostiene informe de la Unidad de Análisis y Contextos (UNAC). En 2013 al proceso fueron vinculadas 34 personas, entre ellas 12 funcionarios de la DNE. Los otros son particula­res que fueron designados como deposita­rios o compradores de bienes de la DNE. De las 37 audiencias de imputación de cargos sólo 13 se hicieron efecti­vas, porque en los demás casos los procesados no comparecieron.

Cargando