Amigovios: Amigos con derechos…

Los "amigovios" son amigos que ocasionalmente y sin compromisos tienen encuentros sexuales.

Una de las formas más controvertidas de relación entre dos personas es la de ser “amigovios”; es decir, amigos que ocasionalmente y sin compromisos tienen encuentros sexuales

No son, ni quieren ser novios. No son solo amigos ni quieren serlo. Han encontrado que pueden ayudarse, apoyarse, relajarse, descansar, acompañarse, disfrutar, viajar y, además, hacer el amor sin que ello implique un sentimiento o un compromiso de exclusividad. Esto último es realmente lo que causa la inquietud: ¿hacer el amor, ocasionalmente, con alguien a quien no se le promete o se le ofrece algo a cambio?; ¿solo sexo sin contraprestación o compromiso? Sí, es disfrutar el momento y nada más

Para el común de la gente la vida sexual debe estar relacionada con el sentimiento a menos que haya prostitución de por medio. No les es fácil comprender cómo dos personas pueden hacer el amor para no sentirse solos transitoriamente, para pasar una velada sintiendo el calor de alguien al lado, para desahogar el deseo sexual con alguien a quien se quiere pero no se ama, con alguien con quien es agradable hablar o callar

¿Cuál debe ser el límite? ¿Estaría bien si estos amigos solamente llegaran tal vez hasta darse solo un beso, o apenas un abrazo? ¿Qué es lo que hace que hacer el amor sea un problema?Mientras los lectores nos ofrecen sus puntos de vista, parece haber tres hipótesis que explicarían el porqué es tan difícil para la gente aceptar este tipo de relaciones entre dos personas, que además, debemos decirlo, por supuesto serían adultos e independientes

En primer lugar, la organización social con la que se ha pretendido defender el núcleo familiar completo como protector y endoculturizador de los niños para que crezcan bajo cuidado, afecto y modelamiento. Es un hecho que el sexo casual (recordemos que sin compromisos o promesas) aumenta la probabilidad de hijos de madres o padres solteros; pero juzgar a partir de esta premisa significa quedarse en el vínculo entre la reproducción y el sexo, y dejar a un lado esa concepción de comunicación especial, de expresión de afecto, de sensación de acompañamiento y muchas más cosas que el sexo sin reproducción representa para el ser humano actualmente. Somos una de las muy pocas especies que tienen sexo por entretenimiento y eso lo hemos logrado en un duro proceso evolutivo, más para bien que para mal. Entonces, con esta hipótesis lo que se dice es que hay razones de ordenamiento social por las que no debe haber sexo sin sentimiento y sin compromiso y por ende los amigovios rompen la regla

En segundo lugar, para ciertas personas que aceptan el sexo sin vínculo con la reproducción, aún se mantiene la inquietud sobre el sexo sin sentimientos por el riesgo que corren individualmente ambos miembros de la pareja respecto de enamorarse o vincularse sin que el otro lo haga y la relación termine en frustración y disgustos

A mi juicio, existen ciertas parejas de amigovios (tal vez no todas) que saben manejarlo, que lo disfrutan, que lo hacen con la plena convicción de que los riesgos de frustración y desengaño son los mismos que en una relación sentimental convencional, que lo necesitan para pasar su día a día mientras aparece una pareja estable y que, cuando ello sucede para uno de los dos, el otro lo acepta y la vida continúa para cada uno por su lado incluso siendo amigos convencionales a partir de ese momento

Así, en tercer lugar y dentro de las parejas de amigovios que, a mi juicio, no saben o no deben manejarlo de esa manera están aquellas formadas por al menos uno de ellos participando en varias relaciones similares simultáneamente por cuanto hay promiscuidad y la concepción de la pareja, no como un(a) amigo(a) sino como puro objeto sexual quien en ese caso sí tiene una mayor probabilidad de pagar un costo muy alto por su experiencia

La soledad, mucho peor que todas las emociones, es muy mala consejera y nos hace pensar y actuar de una manera facilista e inadecuada para obtener alivio en las situaciones más difíciles. No juzgo una relación de amigovios pero sugiero que los involucrados estén muy seguros de lo que están haciendo y de lo que ello puede implicar para cada uno

Quienes hayan disfrutado o sufrido una relación de amigovios nos ayudarían mucho contándonos sus anecdotas. Esperamos sus comentarios.

Cargando