Idris Elba quiere 'construir' su propio Nelson Mandela

Al intérprete inglés no le importa la falta de parecido físico ni el hecho de seguir la estela de Morgan Freeman.

El versátil actor británico ha asumido el importante reto de protagonizar la última cinta biográfica sobre el icónico expresidente sudafricano, 'Mandela: Un largo camino hacia la libertad', un papel que ya afrontaron otros grandes actores como Morgan Freeman y Terrence Howard en producciones anteriores y que, como era de esperar, ya le han valido a Idris Elba las primeras comparaciones con sus predecesores

Sin embargo, los comentarios que más han enervado al reputado intérprete en este sentido hacen referencia a su falta de parecido con el propio Nelson Mandela, una circunstancia a la que el artista resta importancia por su escaso interés en representar fielmente los rasgos físicos del antiguo mandatario. En su opinión, su calidad interpretativa y el retrato que hace de su personaje deben ser evaluados únicamente en función del rigor histórico y de la credibilidad que debe imprimir a su proyección del histórico político y activista

"No soy Morgan Freeman, no soy Terrence Howard y, desde luego, no me parezco físicamente a Nelson Mandela. Soy consciente de todas esas cosas y tengo que decir que no son importantes para mí. La interpretación que hago del expresidente no se basa en similitudes de ese estilo, sino en narrar fielmente todo lo que pasó y cómo reaccionó ante ello. El retrato psicológico es lo que estábamos buscando con la película, hasta el punto de que el personaje al que doy vida es mi propia versión de Mandela y una interpretación muy personal de su trayectoria", reveló la estrella de cine a Zoo Magazine

Esta no es la primera ocasión en la que el combativo intérprete tiene que intervenir en un debate que de alguna forma cuestiona su apariencia física, ya que el pasado verano reveló que nunca le gustó que los periodistas se refirieran a él como el 'James Bond negro' cuando su nombre entraba en las quinielas para suceder a Pierce Brosnan en su papel de James Bond: un trabajo que finalmente acabó en manos del popular Daniel Craig

"Odio el término este de 'Bond negro', de verdad que lo detesto. Entre otras cosas porque la atención se centra únicamente en el color de mi piel y no en mis cualidades como intérprete. Otorga una importancia excesiva a la raza y ese es un asunto que, en realidad, no tiene importancia alguna. Solo soy un actor, igual que otros tipos deberían ser tomados en cuenta por sus profesiones y no por el hecho de que sean negros, blancos o asiáticos", reflexionaba en conversación con la revista FHM

brands : FHM, Zoo magazine, Mandela: Un largo camino hacia la libertad

Cargando