El orgasmo por masturbación

La masturbación es una simulación con imaginería de lo que sería o debería ser una relación sexual satisfactoria e ideal

En otro artículo de este mismo blog, denominado Digámosle sí a la masturbación, se le hace toda una apología a este procedimiento que utilizamos muy exitosamente para el tratamiento de algunas disfunciones sexuales. Para quitarle el impacto sonoro y semántico a la palabra masturbación, denominamos a este procedimiento “exploración o estimulación terapéutica” e instruimos a nuestros consultantes para que adelanten el procedimiento con el propósito de eliminar o atenuar su motivo de consulta

Particularmente en mujeres, una masturbación, por desgracia, no lleva siempre a un orgasmo y más bien puede terminar en frustración y desesperanza. Sin embargo, también particularmente en mujeres, algunas solo logran el orgasmo mediante masturbación y no en el coito propiamente dicho. En los hombres no suele suceder que la masturbación no termine en eyaculación y orgasmo y si sucediera, usualmente se debe a disfunción o daño estructural; muy pocas veces a problemas de tipo puramente psicológico

El hombre, si se masturbara, terapéuticamente debería hacerlo entrenando a su aparato sexual a demorarse tanto como le sea posible antes de la eyaculación con el fin de darse tiempo suficiente para disfrutar más su propia experiencia sexual y para incrementar la estimulación y la excitación de su pareja (evitando la desagradable eyaculación precoz) e incluso hasta para aprender a disfrutar como hombre multiorgásmico de la posibilidad de experimentar orgasmos múltiples antes de eyacular

La mujer, si se masturbara, debería hacerlo para entrenar a su aparato sexual para ser más rápido en su respuesta orgásmica. Ellas tienen la espectacular condición biológica de poder lograr muchos orgasmos seguidos si se cumplen los requisitos de estimulación y excitación adecuados. Hay registros de mujeres que han logrado más de 500 orgasmos seguidos hasta la saciedad, el cansancio y el dolor. ¿Por qué no entrenarse, sin tanta ambición, para disfrutar apenas de unos cuantos?El procedimiento denominado “La técnica de Higea”, descrito con particular detalle en otro artículo de este blog, muestra cómo el hombre puede lograr esa condición de dominio de su respuesta sexual

A las mujeres, ya sea porque no han logrado alcanzar orgasmos, les cuesta trabajo o no han logrado más de uno en sus intentos; les recomendamos leer y seguir las instrucciones del artículo de este mismo blog denominado Si el orgasmo te es esquivo o difícil

En pareja, conocer los procedimientos que requiere el otro para su autocontrol de la respuesta sexual, puede ser un valioso instrumento para la adecuación de los juegos sexuales y la estimulación que se le ofrece a la otra persona con el fin de disfrutar mejor una relación sexual y participar más activamente en la consecución del placer propio y del otro.

Cargando