En clínica de Valledupar permanece recluido el gobernador de la Guajira

Francisco Gómez es procesado por concierto para delinquir relacionado con vínculos con paramilitares, homicidios y amenazas.

Una verdadera odisea se vivió en el municipio de Barrancas, Guajira durante el operativo de captura del gobernador de La Guajira, Juan Francisco Gómez Cerchar, ordenada por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, por los delitos de concierto para delinquir, el homicidio de cinco personas y amenazas a reconocidos periodistas e investigadores

Más de mil personas rodearon la vivienda de la familia Carrillo donde se refugió el gobernador cuando llegaron a capturarlo, varios agentes del CTI y del Gaula que se trasladaron desde Bogotá fueron golpeados por los simpatizantes de Gómez Cerchar y de su escolta personal

Guardaespaldas armados al serivicio del mandatario guajiro están apostados en la carretera entre Barrancas y Valledupar para evitar su traslado a Bogotá donde tendrá que responder por los delitos de concierto par delinquir, vínculos con paramilitares, homicidios de opositores y amenazas a periodistas. El Fiscal once delegado ante la Corte Suprema de Justicia lleva todos los procesos en contra del mandatario. Una primera investigación está relacionada con vínculos con la banda criminal de Marcos Figueroa alias Marquitos y relaciones en el pasado con los antiguos paramilitares del Bloque Norte que comando Jorge 40. La Fiscalía revivió tres investigaciones por homicidio que no habían avanzado en los entes regionales. Sus víctimas son Luis López Peralta en 1997 Luis Rodríguez y Rosa Mercedes Alfaro en julio 2000. Los crímenes más recientes son de Yandra Brito, alcaldesa de Barrancas y su esposo, victimas de sicarios en año pasado. También se indaga sobre sus supuestas amenazas a periodistas.  

Cargando