EEUU acusa a Cuba y a Venezuela de dar apoyo a las Farc

El informe 2011 sobre el terrorismo señala que el número de ataques terroristas y víctimas en Colombia se elevó en 2011, aunque el gobierno de Santos dio golpes importantes.

En su informe 2011 sobre el terrorismo, el Departamento de Estado de los EEUU aseguró que Cuba, Irán, Sudán y Siria se mantienen en la lista de peor calificados porque son países que patrocinan el terrorismo

En el capítulo sobre Colombia, el informe señala que el número de ataques terroristas y víctimas en el país se elevó en 2011, aunque el gobierno de Juan Manuel Santos dio golpes importantes a las Farc como la muerte de alias "Alfonso Cano"

Con respecto a Cuba la acusa de seguir albergando a miembros de la organización terrorista vasca ETA y ha facilitado ayuda médica y asistencia política a varios miembros de las Farc

De otra parte, el Departamento de Estado advierte que la influencia de Irán en América Latina es el principal obstáculo a la lucha antiterrorista en la región y vuelve a acusar y a criticar al gobierno venezolano de Hugo Chávez de no colaborar completamente en esta materia

En este sentido Washington advierte que varios países latinoamericanos se podrían convertir en una plataforma de ataques terroristas por parte de extremistas que mantienen en la mira intereses americanos

Washington recuerda que el Departamento del Tesoro impuso sanciones económicas a altos funcionarios del círculo de Chávez por apoyar a las Farc y al ELN en el tráfico de droga y armas

"Venezuela ha continuado su cooperación económica, financiera y diplomática con Irán así como limitados acuerdos militares", según apunta el informe anual

Estados Unidos señala que Venezuela y Colombia "han continuado con el diálogo iniciado en 2010 sobre cuestiones de seguridad y fronteras"

No obstante, reconoció "la captura y entrega de cuatro miembros de bajo rango de las Farc y el ELN a Colombia" en 2011. Por otro lado, reiteró que existen "informaciones creíbles" de presencia y actividades de recaudación de fondos de miembros del grupo terrorista Hezbolá en Venezuela. El informe, también, señala que pese a la presión contra Al Qaeda a logrado "adaptarse" a las nuevas circunstancias, conserva la capacidad de realizar ataques regionales e internacionales y se mantiene como una amenaza seria y duradera para la seguridad nacional.

Cargando