Contraloría imputa cargos a cinco excomisionados de TV por prórroga de canales privados

Los excomisionados incurrieron en un presunto detrimento patrimonial de 89 mil 139 millones de pesos, por la prórroga de los contratos de concesión con los canales Caracol y RCN.

La Contraloría General de la República imputó cargos de responsabilidad fiscal a cinco integrantes de la Comisión Nacional de Televisión, CNTV, por un presunto daño patrimonial de 89 mil 139 millones de pesos, por la prórroga de los contratos de concesión con los canales Caracol Televisión y RCN Televisión

La imputación cobija a los miembros de la junta directiva de la Comisión Nacional de Televisión: Alberto Guzmán Ramírez, Zulma Casas García, Ana María Vásquez Pérez, Eduardo Osorio Lozano y Rafael María Zamudio Lizcano y también a los canales Caracol y RCN

Presuntamente, los comisionados de televisión ya mencionados omitieron su responsabilidad de cumplir a cabalidad los contratos vigentes, desconociendo la existencia y efectos de la clausula cuadragésima octava, la cual es ley para las partes y la que señal que no se puede ajustar la relación contractual a la situación real y actual de un mercado duopólico en la prórroga de los contratos de concesión

Adicionalmente se establece que “en la medida en que no se produzca la entrada en operación comercial de un tercer canal, se causarán valores adicionales que deberán ingresar al erario, derivado de la exclusividad con la cual cuentan los canales ya citados”

Asimismo, en la decisión de la Contraloría se vincula como garantes, en calidad de terceros civilmente responsables, a las aseguradoras Segurexpo Seguros de Crédito, Cumplimiento Bancoldex-Grupo Cesce, Chubb de Colombia Compañía de Seguros S.A. y Compañía Aseguradora de Finanzas S.A. Confianza

De acuerdo con los análisis hechos por la Contraloría, el modelo de valoración empleado por la CNTV, a través de la metodología de flujos de caja libre operacionales descontados, arrojó un valor presente neto de $528.734 millones para la prórroga de los contratos con canal Caracol y RCN. El precio finalmente pagado por los concesionarios fue de $294.872 millones

Teniendo en cuenta que el 1 de julio de 2010 no inicio operación el tercer canal, se viene presentando una situación en la que la CNTV está dejando de cuantificar y recibir de los concesionarios recursos importantes por las prórrogas de esos contratos.

Cargando