Medellín, el buen ejemplo. En Manizales, el TIM duró 48 horas

El modelo a seguir lo tiene Medellín, con la integración de sus diferentes servicios: El Metro, Metrocable, Metroplus y buses tradicionales están integrados.

El modelo a seguir en los sistemas de transporte masivo en Colombia lo tiene Medellín, con la integración de sus diferentes servicios: El Metro, Metrocable, Metroplus y buses tradicionales están integrados

En próximos días se definirá una licitación para el sistema integrado de transporte con rutas alimentadoras a más de 30 estaciones

Medellín empezó, hace varias décadas, a construir un Sistema Integrado de Transporte masivo que permitiera a la ciudadanía tener la forma más fácil, expedita, cómoda y económica de movilizarse por la ciudad y el Área Metropolitana

No fue un proceso fácil ni exento de grandes dificultades. Pero hoy es una realidad para beneficio de los habitantes del Valle de Aburrá

Con una inversión que alcanzó los dos mil millones de dólares, Medellín construyó su Metro, que inició operaciones comerciales en 1995. Casi diez años antes había iniciado también la “construcción de una cultura Metro”, que hoy es ejemplo de civismo y respeto en el servicio de movilización

Después de 6 años de espera por la construcción de sus rutas y estaciones, y de varias semanas de trabajo pedagógico y comunitario, el 22 de diciembre del año pasado, comenzó a prestar sus servicios el sistema Metroplús, transporte masivo mediante buses articulado, que funciona integrado al Metro, a los Metrocable y a los buses tradicionales en esta ciudad

El Sistema Metro moviliza diariamente un promedio de 550 mil viajeros, desde las cuatro de la mañana, a las once de la noche, y recibe unos 27 mil pasajeros llegados a diversas estaciones a través del servicio de Metroplús

Para el próximo mes de abril está previsto que entre en funcionamiento la extensión del Metro hacia el sur del Valle del Aburrá, para lo cual están casi terminadas las estaciones del sistema hasta el municipio de Sabaneta

Y en dos años se espera la puesta en marcha de dos líneas de tranvías livianos y dos nuevos cables hacia el oriente y occidente

ManizalesEl Sistema de Transporte Integrado de Manizales, TIM, una propuesta para organizar y mejorar el sistema de transporte público de buses, busetas y colectivos en la ciudad, operó solo 48 horas. El fallo de un juez a una acción popular lo suspendió por haber desconocido la norma elemental de socializarlo con las comunidades, también tuvo en cuenta la sentencia judicial que el proceso de adjudicación del sistema de tarjetas para el pago no dejo otra opción al ciudadano y que fue un proceso sin mayor claridad jurídica

Con una inversión inicial de 20 mil millones de pesos que prácticamente se perdieron, la plataforma tecnológica no fue utilizada y hoy reposan los equipos en unas oficinas de la alcaldía de Manizales cerrada y sin quien la administre. La empresa Infotic, encargada de esa labor, se retiró y demandó. Igual lo hizo la empresa Su Suerte, encargada de la entrega a los usuarios de las tarjetas de pago. El abogado Francisco González, quien presentó la demanda de acción popular que paralizó el sistema dijo que es un fracaso, que hay que arrancar de cero y que las pérdidas superan los 50 mil millones de pesos. En la anterior administración se invirtieron los millonarios recursos en la implementación de una plataforma tecnológica especial para poner en marcha el nuevo sistema. Una acción popular demostró que el nuevo esquema y los cambios de ruta del transporte público de buses, busetas y colectivos no se había socializado con las comunidades y que las rutas no se ajustaban además a las necesidades en movilidad de la ciudad. A dos años de la parálisis, los equipos están olvidados en una oficina del municipio y hay cinco demandas de las entidades que participaron y que aducen haber perdido recursos. El gerente del sistema, Carlos Alberto Aristizábal, dice que no hay certeza de su puesta en marcha. Lo más grave es que los ciudadanos no quieren su implementación, al recordar el caos que se presentó en la ciudad y los problemas de orden público generados. Cerca de 1.500 vehículos entre buses, busetas y colectivos tienen congestionada la ciudad

Además, de los recursos perdidos, la disyuntiva de la actual administración está en superar los problemas judiciales que ni siquiera con una nueva empresa e imagen se han podido superar. Los analistas son pesimistas y consideran que se debe estudiar una nueva alternativa y arrancar de cero para la implementación de un esquema de movilidad de los vehículos de transporte público en Manizales.

Cargando