Entierran a capo de la mafia rusa con honores de héroe

En Rusia han enterrado al más poderoso capo de la mafia, muerto en los últimos días, con honores de héroe, bajo vigilancia de la policía y con permiso del Ministerio del Interior.

En Rusia han enterrado al más poderoso capo de la mafia, muerto en los últimos días, con honores de héroe, bajo vigilancia de la policía y con permiso del Ministerio del Interior, que justificó las medidas de seguridad indicando que eran “para que no pasara nada”

Las exequias del capo de capos, Viacheslav Ivankov reunió en Moscú jefes de bandas criminales de toda Rusia y del extranjero, que en un hecho insólito, fueron custodiados por la policía que cerró vías, los escoltó, les puso a la entrada del cementerio perros para detectar explosivos, y hasta permitió que una bandera de Rusia descansara sobre el féretro. En resumen, un operativo impresionante que ni siquiera se montó cuando se enterró al ex presidente Boris Yeltsin, muerto en 2007. Al entierro sólo se podía entrar con invitación, nada de testigos, nada de prensa pero todo el mundo sabía lo que estaba pasando: a este señor, Ivankov, lo intentaron matar el 28 de julio, le dispararon y desde entonces estaba luchando contra la muerte. No pudo más y la semana pasada falleció. El Ministerio del Interior justificó el desproporcionado dispositivo afirmando que “desde hacía 15 años, no tenía lugar en Moscú ni en el resto de Rusia un asesinato de un jefe del hampa de semejante nivel”. Aunque en la calle, todo el mundo comentaba que a este capo, todos, incluso las autoridades, le debían muchos favores.

Cargando