Colombia entró en recesión, según cifras del DANE

Después de una década, la economía colombiana volvió a entrar en recesión económica. En el primer trimestre del año el Producto Interno Bruto cayó 0,6 por ciento.

Después de una década la economía colombiana volvió a entrar en recesión. De hecho en el país se daba por descontado ese escenario pero el Departamento Nacional de Estadística formalizó la situación. En el primer trimestre del año el Producto Interno Bruto cayó 0,6 por ciento, informó el Dane. En el último trimestre del 2008 la economía nacional retrocedió, de acuerdo a una nueva cifra revisada por el Dane, en el uno por ciento. Técnicamente se considera que un país está en recesión cuando por dos periodos consecutivos, como es el caso de la economía colombiana, cae a terrenos negativos. Lo que más pesó para que la economía nacional entrara en esos terrenos, fue el coimportamiento de sectores líderes como la industria que en el primer trimestre del año cayó 7,9 por ciento seguida del comercio, el transporte, la actividad agropecuaria y los servicios sociales. Evitaron un mayor descalabro del Producto, la minería que creció 10,6 por ciento y el sector financiero con 4,7 por cidento. También arrojaron datos positivos la construcción y la producción de electricidad con alzas del 4,1 y 1,9 por ciento. En 1999 la economía colombiana, con una caída del 4,3 por ciento, estuvo también recesión. Por ahora el gobierno mantiene la meta, recientemente revisada a la baja, de ce crecimiento económico para el el 2009 en el rango del 0,5 al 1,5 por ciento. La caída de la economía fue menos dramática de lo que los analistas estimaban con proyecciones que iban del uno al 2,7 por ciento. El estar en recesión supone menores posibilidades de generar empleo o el riesgo de una mayor desocupación, el deterioro de la calidad de vida de los colombianos, menor consumo e ingresos de los hogares, las empresas y del gobierno por supuesto. Desde cuando se dieron los primeros campanazos de la recesión a finales del pasado año, las autoridades económicas comenzaron a adoptar lo que denominan "medidas anticíclicas", de reactivación y estímulo al consumo, entre ellas la baja en las tasas de interés, la aceleración del gasto público en proyectos de infraestructura y programas especiales, con créditos subsidiados, para comprar vivienda. El gobierno confía que el segundo semestre será de recuperación y que al final del añlo , el PIB reportará un crecimiento ligeramente por encima de cero

Cargando