Ingreso de misión humanitaria de tropas de EE.UU. desata polémica en Perú

El Gobierno peruano ha asegurado que la presencia de los militares en Ayacucho, se limita a la ayuda humanitaria y las armas que portan son "mínimas".

El anuncio sobre la llegada de tropas estadounidenses para misiones humanitarias en la región de Ayacucho, donde actúan remanentes de Sendero Luminoso y narcotraficantes, generó hoy una polémica en torno a una supuesta intromisión de Washington en los asuntos internos de Perú. El Gobierno peruano ha asegurado que la presencia de los militares en Ayacucho, el epicentro del conflicto interno registrado en el país entre 1980 y 2000, que causó unos 70.000 muertos, se limita a la ayuda humanitaria y ha señalado que las armas que portan algunos de los estadounidenses son "mínimas". Más de mil militares, entre ellos unos cien armados, permanecerán en Ayacucho y dos zonas más de la costa peruana, para participar entre el 1 de junio y el 31 de agosto de este año en los programas "Nuevos Horizontes", "Promesa Continua" y "Amistad y Cooperación por las Américas", confirmaron hoy a Efe fuentes del Ministerio de Defensa. Pero el líder de la oposición peruana, el ex comandante Ollanta Humala, señaló hoy al Canal N que esta presencia de militares estadounidenses en Ayacucho, declarada en emergencia y que es parte de una de las mayores zonas de producción de hoja de coca del país, representa una "intromisión flagrante y clara" en asuntos internos. También advirtió de las consecuencias de esta decisión, al explicar que la presencia militar de EE.UU. con armamento de guerra "podría cambiar el escenario de guerra en Ayacucho", pues, según él, se le da la "oportunidad" a los subversivos de iniciar en la zona "una guerra de independencia de liberación nacional contra tropas extranjeras". Hulama, quien fue comandante del Ejército peruano, alertó que si muere un soldado estadounidense a manos de los subversivos en Ayacucho, Washington podría quedarse en el país y trasladar a Perú "la base norteamericana que está en estos momentos en Ecuador"

 Sin embargo, el Gobierno de Perú calificó estas preocupaciones como una exageración y negó que exista una intromisión estadounidense, ya que el ingreso ha sido autorizado tanto por el Ejecutivo como el Legislativo del país. "¿Cómo vamos a llamar intromisión a un acto soberano del país?", se preguntó el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, en una entrevista con la Cadena Peruana de Noticias (CPN Radio). El jefe de la diplomacia peruana también acotó que las armas que portará el personal militar estadounidense en Perú son "cosas mínimas de defensa" y se trata de "un arsenal o algo por el estilo". En el mismo sentido se pronunció hoy el titular peruano de Defensa, Antero Flores-Aráoz, quien dijo hoy a CPN en una entrevista telefónica desde Atlanta (EE.UU.) que no existe ninguna "invasión" norteamericana. "Eso no tiene ningún sentido, se trata de tareas humanitarias que realiza la gente del Comando Sur (EE.UU.)", señaló Flores-Aráoz, al recordar que estas labores ya se habían efectuado antes en las regiones de Loreto y Lambayeque, en el noreste y norte del país, respectivamente. Insistió en que ingresará a Perú "un grupo muy pequeño (de soldados) con armas que tienen un control policial y militar" y que el resto del personal está conformado por "médicos odontólogos, ingenieros que van a hacer dos pozos para agua", entre otras labores. "Decir que habrá invasión es un despropósito. Decir que buscarán quedarse en Perú para combatir los rezagos del terrorismo es una alucinación. Estados Unidos ingresa con ayuda humanitaria a sabiendas de adónde se mete", afirmó el ministro de Defensa, al desestimar que Sendero podría atacar a las tropas extranjeras. Según las autoridades peruanas, los remanentes senderistas, alrededor de dos centenares, mantienen constante actividad en alianza con las mafias de narcotraficantes en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), a la que pertenece la empobrecida región de Ayacucho, así como otras zonas andinas y amazónicas del centro y sur peruano. Sendero Luminoso fue derrotado militar y políticamente en 1992, cuando fueron capturados su fundador, Abimael Guzmán, y sus principales lugartenientes.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir