El DAS dejó libres a los colombianos acusados de planear asesinar a dos ministros costarricenses

El Das confirmó que los cinco colombianos detenidos, sindicados de idear un plan para asesinar a dos ministros en Costa Rica, quedaron en libertad. Costa Rica continuará investigando

El Das confirmó que los cinco colombianos detenidos, sindicados de idear un plan para asesinar a dos ministros en Costa Rica, quedaron en libertad.

Según el organismo los ciudadanos no presentaban ningún tipo de delito en Colombia, ni eran solicitados por las autoridades costarricenses.

Los colombianos llegaron deportados de Costa Rica el pasado sábado y esa misma noche quedaron en libertad luego de que se les verificaran los antecedentes.

La libertad de los colombianos quedó condicionada a las investigaciones y deberán comparecer ante las autoridades si son solicitados nuevamente.

Costa Rica continuará investigando

El gobierno de Costa Rica manifestó hoy que continuará la investigación sobre un presunto plan para asesinar altos funcionarios del gobierno, pese a que las autoridades colombianas liberaron a los cinco supuestos sicarios involucrados.

El ministro costarricense de Seguridad, Fernando Berrocal, declaró en un breve comunicado que fue informado de que, "por no existir causa penal abierta en ese país (Colombia), no era posible posponer por más de 24 horas la detención de los cinco colombianos".

Agregó que "sigue, sin embargo, una investigación policial, en ambos países, la misma que hizo posible la detención de los sicarios", que supuestamente tenían planeado asesinar a dos altos funcionarios del gobierno costarricense debido a su lucha contra el narcotráfico.

Pese a que los cinco colombianos quedaron en libertad, Berrocal expresó que Colombia "es un Estado de derecho" y "respetamos las decisiones de las autoridades colombianas, así como ellos las nuestras".

El funcionario comentó que el gobierno no se referirá más al asunto y aseguró que este tipo de sucesos no detendrá la lucha antidrogas en Costa Rica, que ha generado el decomiso de unas 40 toneladas de cocaína en el último año.

La prensa local ha revelado, citando fuentes judiciales, que el objetivo de los delincuentes era asesinar al ministro Berrocal y al ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, hermano del presidente costarricense, Oscar Arias, nombres que oficialmente no han sido confirmados.

Según Berrocal, informes policiales indicaban "que a raíz de la lucha de Costa Rica en el tema narcotráfico había reacción al más alto nivel de las organizaciones narcoterroristas".

De acuerdo con la Ley de Migración los colombianos expulsados tienen prohibido ingresar a Costa Rica durante cinco años.

Los cinco colombianos, identificados como Joymar Angulo, Javier Armando Martínez, Carlos Cáceres, Melkicedek Flores y Víctor Olaya, fueron detenidos la semana pasada en distintos lugares de Costa Rica y expulsados el sábado hacia Colombia.

Dos de los cinco colombianos estaban casados con mujeres costarricenses que ni siquiera conocían, con el fin de obtener la residencia, documento que aún no se les había otorgado, según informó el director de Migración, Mario Zamora.

Al parecer, los sicarios son parte del "brazo armado" del cartel del Norte del Valle, el cual controla gran parte de Buenaventura, puerto del Pacífico colombiano desde donde se envían lanchas rápidas cargadas de cocaína que pasan por Centroamérica en su ruta hacia Estados Unidos.

Cargando