En vilo están varios proyectos del gobierno en el Congreso

Mientras el gobierno confía en que el Congreso responderá en la aprobación de la agenda legislativa, las directivas de las cámaras expresaron que algunos de los proyectos no tienen garantizada su votación conforme lo pide el ejecutivo.

Mientras el gobierno confía en que el Congreso responderá en la aprobación de la agenda legislativa, las directivas de las cámaras expresaron que algunos de los proyectos no tienen garantizada su votación conforme lo pide el ejecutivo.

El ministro del Interior, Carlos Holguín, le pidió mayor compromiso a los miembros de la coalición de gobierno, para que acudan a las comisiones y las plenarias y estudien los proyectos, a menos de un mes de terminar la legislatura.

"No quiero estar de portero ni de recepcionista o telefonista para invitarlos a cumplir su trabajo", dijo Holguín en alusión a lo ocurrido la semana pasada, cuando dos reformas constitucionales fueron aplazadas por no alcanzar el quórum suficiente.

El ministro consideró válida la advertencia del fiscal Mario Iguarán sobre un proyecto de ley que de no ser aprobado permitiría la excarcelación de los congresistas vinculados con la parapolítica, pero consideró que solo faltan los debates en las plenarias y podría estar listo en el curso de dos semanas.

La presidenta del Congreso, Dilian Francisco Toro, manifestó que ese proyecto está previsto para la plenaria del martes, y aunque reconoció que se percibe una especie de paranoia por el escándalo de la parapolítica, dijo que el Senado ha hecho su trabajo como respuesta institucional frente al periodo de crisis.

El presidente de la Cámara de Representantes, Alfredo Cuello, sostuvo que sobre el proyecto del que habla el fiscal Iguarán no ha sido enterado ni conoce que se haya presentado ponencia.

Según Cuello, la Cámara va a votar el proyecto de reforma a las transferencias pero no se sabe en qué sentido, pues hay muchas reticencias y bastante oposición aún en la bancada uribista.

Dijo que en la Cámara la representación es de carácter regional y que aunque el proyecto ha sido mejorado, la aprobación no está nada asegurada, empezando porque el penúltimo debate está previsto para la primera semana de mayo.

La reforma constitucional para penalizar el consumo mínimo de drogas, y la que busca blindar las elecciones frente a la parapolítica, están pendientes para votación en el segundo de ocho debates, pero si no se logra este martes, quedarán hundidas, reconoció el ministro Holguín, mientras que los directivos del Congreso afirmaban que se intentará sacarlos adelante si se consigue el quórum.

Cargando