Argentino demanda a su mecánico por tardar 6 años en reparar un auto

José Oronó, un jubilado argentino de 73 años, demandó a su mecánico por no haberle reparado todavía un automóvil que llevó al taller hace ya más de seis años. Oronó, actor y vendedor de libros retirado, llevó su pequeño auto Fiat 600 modelo 1970 al taller en agosto del 2000 para repintar el vehículo y reparar la chapa, una tarea que el propietario del local aún no ha concluido, 2.314 días después.

José Oronó, un jubilado argentino de 73 años, demandó a su mecánico por no haberle reparado todavía un automóvil que llevó al taller hace ya más de seis años.

Oronó, actor y vendedor de libros retirado, llevó su pequeño auto Fiat 600 modelo 1970 al taller en agosto del 2000 para repintar el vehículo y reparar la chapa, una tarea que el propietario del local aún no ha concluido, 2.314 días después.

Como explicó el paciente jubilado en declaraciones publicadas hoy por diarios de la provincia de Salta, a 1.510 kilómetros al norte de Buenos Aires, su "Fitito" (Fiat 600) "andaba re bien pero la pintura era un desastre".

"Era la solución para mi trabajo, ya que me permitía desplazarme con eficiencia y por toda la región vendiendo mis libros. Sin embargo, por su aspecto, los agentes de Tránsito me tenían loco: me paraban a cada rato, creyendo que el vehículo era un peligro", dijo.

Con dinero que ganó en una tómbola, Oronó, reconocido en los años 70 por su participación en series de televisión, decidió reparar su "fiel Fitito" y lo llevó al taller del chapista Oscar Ortega, a quien conocía por haberle vendido un diccionario enciclopédico "que nunca había pagado".

Tras realizar un presupuesto y solicitar un adelanto para los materiales, Ortega indicó que en el plazo de una semana el vehículo estaría listo, cosa que no cumplió en esa ocasión ni en las otras dos en las que pidió más dinero para realizar la tarea.

"La verdad es que jamás le hizo nada y me mantenía a puras disculpas raras: que mi señora, que mi familia, que se me enfermó una tía, que me robaron una camioneta. El 27 de octubre me pidió para un chapón y me juró que el 3 de noviembre yo ya andaría chocho con mi autito hecho a nuevo", comentó Oronó.

El vendedor de libros explicó que nunca quiso presentar una demanda contra el parsimonioso chapista "porque tiene una mujer buena, dos hijos preciosos y una madre viejita".

Oronó se cansó de esperar después de que en abril último Ortega se comprometiera por escrito a entregar en un plazo de 48 horas el automóvil, que todavía sigue sin estar listo.

Desde que José Oronó llevara su pequeño coche al taller en Argentina han asumido seis presidentes de la República distintos, se han disputado dos mundiales de fútbol y Nueva York, Madrid y Londres han sufrido los atentados terroristas más graves de su historia.

Cargando