Zapatero dice que trabajará sin descanso para lograr ayuda del PP

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que el camino abierto por el alto el fuego de la organización terrorista ETA debe conducir a un gran acuerdo de convivencia en el País Vasco, con la colaboración del opositor Partido Popular (PP), que hoy le niega su apoyo

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que el camino abierto por el alto el fuego de la organización terrorista ETA debe conducir a un gran acuerdo de convivencia en el País Vasco, con la colaboración del opositor Partido Popular (PP), que hoy le niega su apoyo.

Rodríguez Zapatero aseguró que trabajará "sin descanso" para lograr un acuerdo con el PP, durante su intervención ante el Comité Federal del Partido Socialista (PSOE) en vísperas de anunciar en el Parlamento el inicio de las negociaciones con ETA.

El Gobierno, dijo Rodríguez Zapatero, "es consciente de las expectativas creadas y de las exigencias que se nos plantean", después de que ETA anunciara hace tres meses un alto el fuego permanente, que alimenta la esperanza de acabar con cuatro décadas de terrorismo en España con más de 800 muertos.

"El proceso será largo, duro y difícil; por ello, alcanzar la paz exige un gran compromiso colectivo, serenidad y esfuerzo de todos", subrayó el jefe del Ejecutivo español.

En esta línea, prometió trabajar "sin descanso por unir todas las voluntades, por hacerlas compatibles" y también "por buscar la comprensión y la ayuda del PP", que no comparte su política para hacer frente al alto el fuego y que le ha retirado su apoyo en este asunto.

"Es probable que en muchos temas el PSOE y el PP discrepen abiertamente, es una seña de salud democrática, pero tengo el convencimiento de que en la tarea del fin de la violencia el Partido Popular y el Partido Socialista pueden y deben buscar un espacio de entendimiento, que es lo que merecen todos los españoles", añadió.

La consolidación del llamado "proceso de paz" es el primer objetivo que se ha marcado el Gobierno de Zapatero para los menos de dos años que resta de legislatura con el argumento de que "cada día que la paz se prolongue, es un éxito de la paz".

"Hay que hacerlo irreversible, hay que hacerlo sólido, hay que hacerlo definitivo", señaló el dirigente socialista, que se mostró convencido de que la inmensa mayoría de los ciudadanos quieren que se aproveche esta oportunidad "para cerrar para siempre cuatro décadas de horror y de dolor, para evitar el sufrimiento de nueva".

Los mensajes de Zapatero y su intención expresada de abrir conversaciones con ETA antes de que acabe este mes de junio se cruzaron hoy con las repercusiones de dos decisiones tomadas por el juez Fernando Grande-Marlaska relacionadas directamente con ese proceso.

La primera decisión ha llevado a la cárcel a dos empresarios de la región nororiental de Navarra -limítrofe al País Vasco-, bajo la acusación de pagar a ETA el llamado "impuesto revolucionario", con el que se financia la banda.

También colea hoy la prohibición por parte de Marlaska de que el líder de la ilegalizada Batasuna -brazo político de ETA-, Arnaldo Otegi, pueda pronunciar una conferencia en una tribuna pública que se iba a celebrar el lunes en la ciudad de Barcelona (este).

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir