Raúl Montoya reconoce pero justifica sus negocios con el señalado miembro del cartel de Medellín, Carlos Molina Yepes

El hasta ayer gerente de la campaña del presidente Alvaro Uribe en el Magdalena , Raúl Montoya, aceptó haber recibido cheques de Luis Carlos Molina Yepes, considerado miembro del cartel de Medellín, y pagador del homicidio de Guillermo Cano , director del Espectador , pero dijo que fueron negocios entre empresarios cuando Yepes no tenía vínculos con el narcotráfico

El hasta ayer gerente de la campaña del presidente Alvaro Uribe en el Magdalena , Raúl Montoya, aceptó haber recibido cheques de Luis Carlos Molina Yepes, considerado miembro del cartel de Medellín, y pagador del homicidio de Guillermo Cano , director del Espectador , pero dijo que fueron negocios entre empresarios cuando Yepes no tenía vínculos con el narcotráfico.

Montoya dijo a Caracol Radio que conoció a Molina Yepes cuando éste era distribuidor de la fabrica de licores de Antioquia y tenía una casa de cambios muy reconocida en Medellín, por eso asegura que cuando tenía disponibilidad de algunos dólares, "se los mandábamos para ganarse una comisión".

Sin embargo, la cuenta de donde Molina le giró varios cheques a Raúl Montoya por 56 millones de pesos de la época, según el semanario El espectador, corresponde a la misma de donde salió el dinero que financió el magnicidio del periodista Guillermo Cano.

Raúl Montoya aseguró que todo el escándalo obedece a una persecución de la que desconoce sus razones, al tiempo que advirtió que a cualquier empresario le podría pasar lo mismo, " hacer negocios con personas que luego tendrán deudas con la justicia" , sostuvo.

Negó también el supuesto fraude electoral de las pasadas elecciones presidenciales en el departamento del magdalena denunciadas por el ex director de informática del Das Rafael García, a quien calificó de mentiroso.

Cargando