Gobierno firmó acuerdo con manifestantes de saravena y Tame

El paro cívico que adelantaban comunidades campesinas e indígenas en los sectores de Saravena y Tame, en Arauca, fue levantado en las últimas horas tras llegar a un acuerdo con el Gobierno Nacional, revelaron las autoridades de esa sección del país.

BOGOTA.--- El paro cívico que adelantaban comunidades campesinas e indígenas en los sectores de Saravena y Tame, en Arauca, fue levantado en las últimas horas tras llegar a un acuerdo con el Gobierno Nacional, revelaron las autoridades de esa sección del país.

El gobernador encargado, Luis Ramón López, anunció que el próximo viernes se espera superar la emergencia que padece la capital de Arauca como consecuencia de los atentados terroristas de los últimos días.

El señor López, en declaraciones a Radio Nacional Noticias explicó que para atender la situación en la capital fueron suspendidas las clases en los colegios y escuelas y se realizan racionamientos periódicos en el suministro de agua. La capital permanecerá sin luz, con racionamiento de agua y sin clases hasta el próximo viernes.

Según el Gobernador, en los sectores de Saravena y Tame, donde se originó la movilización, operan tres frentes de grupos ilegales: las Farc, el ELN y las Autodefensas.

El mandatario seccional recordó que la situación de emergencia en la región se presentó por la voladura de la subestación de energía ocurrida hace cinco días, que afectó a 80 mil personas de la capital, y por el derrumbamiento de una torre de energía que afectó a 300 mil habitantes del departamento de Arauca.

Lopéz señaló que con este tipo de atentados se afecta a los más desprotegidos: "esta situación afecta a las personas de más bajosrecursos que no pueden adquirir plantas portátiles ni tampoco trasladarse a poblaciones vecinas para solucionar sus necesidades básicas; a la población infantil que no puede asistir a clases; a los hospitales que se ven limitados para ofrecer sus servicios y afecta el suministro de agua potable y el manejo de las aguas residuales, así como el servicio de alcantarillado".

Precisamente, para atender esta situación, indicó, se destinaron recursos con los que se adquirirán equipos para montar una subestación de energía provisional y ofrecer el fluido eléctrico de manera racionalizada mientras se reconstruye la subestación destruida.

"La sociedad civil ha hecho ingentes esfuerzos para llamar a la cordura para que no sean los civiles quienes lleven la peor parte", puntualizó.

Cargando