Episodio 47-Hora2022: los debates obligados

Panelistas creen que los debates presidenciales son fundamentales en una democracia, pero se distancian de la decisión judicial al quererlos imponer.

Episodio 39-Hora2022: El análisis de los estrategas a las campañas /

En el episodio 47 de la Hora2022, hora de elecciones, una oportunidad para hablar de los debates, de su obligatoriedad ante una acción judicial, de la respuesta del candidato Rodolfo Hernández al establecer varias condiciones para presentarse al debate y de lo dicho en las últimas, pues aseguró que fue Gustavo Petro el que no acató la decisión del Tribunal de Bogotá. Después una mirada al clima prelectoral a dos días de que se abra las urnas.

A pocas horas de que se cumpliera el plazo de 48 horas que determinó el Tribunal Superior de Bogotá para que se diera la gestión, acuerdo entre las campañas y realización de un debate presidencial a través de una orden judicial del martes en la noche, Rodolfo Hernández aseguró hace pocos minutos que él cumplió con la decisión del tribunal y que fue Petro quien desacató la decisión pues aseguró, “entendí que la afirmación "nos vemos en Bucaramanga", era una expresión que daba por concluido el mandato judicial". El martes 14 de junio en la noche, el Tribunal ordenó a los dos candidatos acordar los términos de un debate que debería ser organizado por el sistema de medios públicos del país con una duración de 60 minutos, esto al considerar que, al no tener debates por la negativa de Hernández a asistir a estos escenarios, se estaría vulnerando derechos fundamentales.

Gustavo Petro respondió el miércoles en la mañana que estaba dispuesto, pero el silencio en la campaña de Hernández se extendió hasta la noche cuando pidió unas aclaraciones al fallo de tutela. El jueves en la mañana, el panorama ya era otro, pues Hernández a través de un comunicado dijo que asistiría al debate, pero bajo unas exigencias que van desde abordar ocho temas que poco tienen que ver con la visión de país de los candidatos, pues hace más referencia a los “petrovideos” que a asuntos de país; planteaba el nombre de tres periodistas para moderarlo; que los tiempos de respuesta sean de cinco minutos y que el debate debe realizarse en Bucaramanga por motivos de seguridad. Petro respondió sin reparos a las exigencias de Hernández, pero advirtió que el tono de su contradictor evidenciaba y revelaba “el desprecio por las mínimas normas democráticas” y a las 12 del día, su equipo de campaña estaba en RTVC atentos a acordar los términos del debate, sin embargo, los representantes de la otra campaña no llegaron ni virtual ni de manera presencial al encuentro, tesis revertida hace minutos por Hernández al decir que sí cumplió con lo ordenado y que fue Petro quien no lo acató, por lo tanto, solicita al Tribunal determinar quién incumplió con la orden judicial.

El no ir a debates se convirtió en una regla durante la campaña presidencial del 2022, pero también en 2018 cuando en la segunda vuelta tampoco hubo un solo encuentro entre los entonces candidatos Iván Duque y Gustavo Petro. En esta contienda de los 20 que se realizaron antes de la primera vuelta, Petro solo asistió a cinco y Rodolfo a seis, mientras que otros como Fajardo asistieron a 14.

Lo que dicen los panelistas

María Emma Wills, politóloga, doctora en Filosofía, investigadora y profesora de cátedra de la Universidad de los Andes,planteó que la discusión no es solo sobre el debate actual entre candidatos, “también es cómo entendemos la democracia o si es democrático elegir un jefe de Estado a través de comunicaciones cortas donde no hay discusión”, pues destaca que no tener debates sí empobrece la democracia, “se sabe que debates no necesariamente genera un cambio de opinión, pero sí es parte constitutiva de lo que es una democracia”.

Aseguró que ha corrido mucho la opinión que no hubo debates de fondo, pero destaca que hubo varios en los que sí se generaron discusiones de ideas de fondo en los que la ciudadanía logró informarse.

Para Lariza Pizano, periodista, analista y columnista en El Espectador,es importante la relación de la prensa como un agente intermediador entre el gobierno y los ciudadanos, pues recuerda que Rodolfo Hernández ha sido una figura muy reactiva ante periodistas, medios y la ciudadanía. Manifestó que no hay manera de obligar desde la justicia a asistir a un debate, “es un exabrupto obligarlos”, pues afirma que no son la única fuente de información pública, “hay otras maneras de garantizar derecho a la información”. Por último, dijo que la ausencia en debates debe generar un costo electoral en el que la ciudadanía determine esa responsabilidad.

Carlos Augusto Chacón, director académico del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, abogado y magíster en estudios políticos e internacionales, señaló que se vive un episodio más de la judicialización de la política, pues explica que en normas constitucionales y legales no se establecen el derecho a debatir, “se pueden concertar, pero no hay mandato expreso que los obligue”. Consideró que esta decisión del Tribunal Superior de Bogotá incide indebidamente en política, en la medida que comenta, esta ha sido una campaña en la que, "Petro hace algo, no pasa nada, pero cuando otro lo hace, sí es un escándalo".

Sobre los debates en esta contienda, dijo que han sido de poco contenido y han estado más concentrados en ataques personales y descalificaciones, que en el desarrollo de una idea o modelo de país.

Francisco Bernate, abogado penalista, profesor en la Universidad del Rosario y director de la Hora Judicial UR,explicó que la tutela protege derechos fundamentales de personas, colectivos o hasta de un río, “en este caso no es claro cuál es el derecho fundamental, parece ser el de estar informado y podría ser en este caso, el debate presidencial, la forma adecuada”. Resaltó que el asunto central está en ver cuánta gente vota tras ver un debate o en cuántos genera una diferencia en sus posiciones frente al voto, “el último debate determinante fue Pastrana y Serpa”, comentó. También dijo que tener muchos debates están mal, pero también no tener debates en segunda vuelta puede estar mal, “un extremo saludable es tener un solo debate conducido por diferentes medios”, concluyó.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir