La vida en ‘Puerto Resistencia’: la primera línea y más

Efraín, Julián y Carmen habla desde este lugar de Cali, que ha llamado la atención tras la problemática social del país.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Efraín y Julián son líderes de 'Puerto Resistencia', lugar en Cali que ha llamado la atención tras las manifestaciones. Los dos representantes hablar en 10AM Hoy Por Hoy de Caracol Radio sobre la labor que hay en este lugar y cómo se maneja.

Efraín:

"Esto surgió desde la gente del barrio, que se mamó de hacer las marchas pacíficas y que todo terminaba en golpes por parte de la policía. Se prefirió estar cerca del barrio por seguridad.

Ese reclamo por la dignidad desde 2019 brotó y salió a flote, brotó de tal manera que aquí hay pelados de parches que antes ni se podían ver. Universitarios, de colegio... Ojalá se replicara todo el país, porque las barras de equipos de fútbol hoy se unieron para manifestar esa indignación de los atropellos que estamos viviendo desde hace mucho

Nunca se pensó que se unieran todos los barrios y puntos, cada uno, eran cerca de 18 puntos, luchando por lo suyo. Fue tanto el miedo y el rigor que hubo por la represión que la gente no tenía tiempo en pensar en eso.

Esto surgió de manera espontánea, si vos te vas a los puntos de resistencia con los pelados de la primera línea ves también a estudiantes de universidades privadas. Sería absurdo y estúpido decir que no hay personas de estructuras armadas y de narcotráfico, pero que vengan a decir que esto que defiende la gente y que hace la gente es producto de la guerrilla, es una estupidez.

Ningún grupo guerrillero logró lo que hoy logró la actitud de la gente, esa élite rancia del uribismo, no se dan cuenta y le echan la culpa a la guerrilla. Ya nadie se traga ese cuento del castrochavismo.

En estos días hubo niveles de represión decadentes. El primer día del video, que no se que más necesitan como evidencia, del niño que le pega una patada al policía y el le pega un disparo por la espalda.

La Minga es un referente, recoge los sentimientos de todo el país. Son referentes de sanación, no son solo los que se mueven en chivas y bloquean carreteras, ellos tienen medicinas y saberes ancestrales, son muy sabios. Nos comparten su capacidad organizativa, sino el saber ancestral

La gente de bien no sale a dispararle y quemar a la gente. Aquí no hay nada que sentarse a negociar con el gobierno, solo se deben dar respuestas al pueblo que está siendo asesinado, incluso por la Policía".

Julián:

"Es un espacio de resistencia, empatía, son sentimientos que se expresan en el sostenimiento de la resistencia, que sea uno de los puntos más fuertes de la ciudad de Cali. Que los barrios se puedan unificar bajo una sola bandera.

En Puerto Resistencia no he visto ni un solo saqueo. La primera línea es la línea de contención, la que encara a la represión y fuerza público, son unos duros. Son pelados que están dispuestos a dejar su vida ahí para que a los demás no los 'revienten', como decimos acá.

Nos defendemos con escudo de latas, con piedras. Sabemos que pueden venir a matarnos, a torturarnos... Entonces debemos estar preparados y mantener nuestro espacio, que ha sido pacífico. Es el primer momento en que todos estos pelados, un montón 'NN', comenzaron a ser protagonistas, es gente que está en la calle, con hambre... Hay tanta solidaridad con ellos, que se empoderan del territorio y su identidad, ya son primera línea, ya tienen sus nombres y son algo, ya representan algo, eso es muy importante

Esto ha sido una reacción colectiva no más, no tiene que ver Maduro ni nadie, solo la gente que se cansó de morirse de hambre. Un habitante de la calle nos dice "yo quiero tener una vida digna como ustedes". En estos barrios la gente almuerza, pero no cena", contó.

También habló Carmen Rosa, maestra que habita en Aguablanca y cuenta sobre la vida allí con los jóvenes de menos recursos.

"Son jóvenes que crecieron en pobreza, delincuencia, pandilla... no aprendieron más sino defenderse en la calle. No hay educación, es precario, aún más para los más pobres. Los que se educan necesitan dinero.

De nada sirve que haya matricula cero en universidades públicas si se necesita pasar por preescolar, bachillerato y demás. Se necesita una educación de calidad desde pequeños.

Las protestas han cambiado para bien sobre la consciencia y las realidades que se viven en Colombia, las realidades que se viven en la guajira, Chocó, en el campo... es totalmente precario. La sociedad colombiana ya despertó y se da cuenta de las realidades. Tenemos para ser una gran potencia y la gente ya lo reconoce, hay una problemática social y hay que cambiarla.

Acá hay jóvenes de los barrios que sí, en algún momento tuvieron problemas de drogas y pandillas, pero ya saben y tienen clara esta lucha. Dicen que les tocó, que para vivir tenían que pelear en la calle, yo no quiero que tengan que sufrir y vivir en la calle, quieren educación y empleo, la gente no les da empleo, son personas que van y se presentan y por la pinta no los aceptan", dijo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir