Hora 20

Los retos que plantea desde ya la inteligencia artificial

Esta noche nos sumergimos en las aguas profundas de un futuro que ya está entre nosotros, el de la inteligencia artificial (IA), que en uno años será determinante en nuestras vidas y en el manejo del mundo.

Cambios a los que ya empezamos a temer con la nueva revolución en camino por la pérdida de empleos por cuenta de los robots, la dictadura de los computadores sobre nuestros gustos, la debilidad de la democracia debido a la manipulación del elector como ya pasó en las elecciones de EE.UU. y otros países y la transgresión de las reglas éticas por cuenta de las nuevas técnicas y prácticas en medicina o biotecnología.

Es una realidad incipiente que ya está entre nosotros. Es esa nueva y poderosa herramienta que se alimenta de los datos que regalamos todos los días desde nuestros celulares o computadores y que nos devuelven de manera sutil para incidir sobre nuestros gustos. O ese inteligente sistema que mueve carros autónomos o las nuevas fábricas de alimentos que en un futuro replicarán la producción de alimentos a partir de células madre.

Yuval Noah Harari en un artículo reciente en The Atlantic advierte que tal vez en el siglo XXI las revueltas populistas se realicen no contra una élite económica que explota a las personas, sino contra una élite económica que ya no las necesita. De eso se trata esto.

El cine ya se ha ocupado de mostrarnos algo de lo que será el mundo que nos espera. Lo vimos con lo que ocurre en “Ella” (Her) en la que un hombre de 35 años –en medio de la soledad—termina enamorado de la voz de “Samantha”, que le habla desde su sistema operativo

Juan Sebastián Rozo, abogado, ex viceministro de las TIC y experto en regulación de TIC, dijo en el debate de Hora 20 que en materia de inteligencia artificial aún no estamos en capacidad de imaginar lo que pueda pasar en el mundo.

“Muchos no sabemos, cuando damos un click, en una página o una aplicación, qué estamos aceptando para el buen uso de esa información”, dijo.

Según el ingeniero Eduardo Behrentz, vicerrector de Desarrollo de la Universidad de los Andes, en la formación futura habrá que concentrarse en imaginar problemas y en tener capacidad de crear y en ser críticos, que por lo menos es algo más difícil de replicar por un robot.

Puso de presente que en la nueva ola de la IA habrá otros sectores que se beneficiarán como la agricultura que podría llevar nuevas alternativas de desarrollo a zonas como el Chocó.

Luis Ernesto Gómez, ex viceministro del Interior y de Trabajo, señaló que la inteligencia artificial plantea grandes desafíos en educación para los sistemas en Colombia y el mundo.

Pero Gómez advierte que paradójicamente es donde más rezago hay. En su opinión, los niños no deben aprender información sino resolver problemas y ello demanda hacer una transformación estructural del sistema educativo.

Para el periodista Mauricio Jaramillo, a la IA podemos temerla o abrazarla, pero de todos modos señalo que hay riesgos y por eso se debe empezar a contrarrestar los efectos negativos.

Dos grandes temores señalados son la destrucción de empleo o su potencial uso junto, con la mecatrónica, para crear armas de destrucción masiva.

El consultor en tecnología recordó las advertencias que se han hecho en el sentido de que en 10 años habrá profesiones caducas.

 

 

Cargando