Ciencia y medio ambiente

Montería estaría 'ad portas' de una emergencia sanitaria por basuras

La Alcaldía solicitó a Urbaser que de a conocer un Plan Integral de Contingencia que garantice la disposición de los residuos en Montería.

Por bloqueo en el relleno sanitario se retrasa la recolección de basuras

La problemática tuvo como detonante por un bloqueo en la vía de acceso a las instalaciones del relleno sanitario Loma Grande de Montería, por parte de los habitantes de esta población, los cuales decidieron cerrar el paso a los camiones compactadores y recolectores de residuos de la empresa Urbaser.

La comunidad de esta zona rural de la capital cordobesa advierte sobre la posible emergencia sanitaria, y argumenta que la protesta es en reclamo al supuesto vertimiento de lixiviados que estaría afectando la salud de niños y adultos, y contaminando las fuentes de agua.

La compañía Urbaser, a través de gerente general, Ángel Uriel García, niega el vertimiento de lixiviados y señala que los líquidos que están afectando a la comunidad son aguas residuales. Según el directivo de esa compañía, algunos líquidos provienen del antiguo botadero municipal, que fue clausurado hace más de 10 años y al que no le hicieron los mantenimientos debidos, responsabilidad que le cabe al Gobierno Municipal.

“La Corporación CVS, en una medida dentro de sus facultades, selló el cauce natural que tienen las aguas de escorrentías. Es decir, las aguas lluvias. En un periodo seco eso no se nota, pero ahora que ha llegado esta temporada lluviosa que estamos padeciendo, las aguas se empiezan a represar, que se dañan porque están empozadas y se van dañando en el transcurso de su desplazamiento”, dijo García, explicando que estas sería otra razón de la afectación actual de las familias de Loma Grande.

Lea también:

El bloqueo del paso a los camiones compactadores, que obliga al traslado de los residuos hacia Caucasia, Antioquia, como plan de contingencia para la disposición final de los residuos, ha alterado la operación de recolección de basuras en varios sectores de Montería.

La situación, de momento, está controlada, pero podría generar una emergencia sanitaria si no se logran evacuar los residuosoportunamente.

La emergencia también ocasionaría costos adicionales a la operación de Urbaser, por lo cual la tarifa de aseo se incrementaría por traslado de basura a otros rellenos sanitarios.

ULTIMÁTUM DEL ALCALDE

En primera medida, el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia, solicitó que en 24 horas improrrogables se dé a conocer un Plan Integral de Contingencia que garantice la disposición de los residuos sólidos ordinarios producidos en Montería.

En 48 horas Urbaser deberá informar de manera técnica y jurídica el procedimiento de tratamiento de lixiviados resultantes de la disposición de residuos sólidos ordinarios en el relleno sanitario de Loma Grande, indicando si este está acorde con licencia que permite su operación.

Además, en 48 horas deben informar todas las actividades adelantadas para la protección de las comunidades aledañas al sitio de disposición final de Loma Grande, informando si se ha realizado un diagnóstico preliminar de las afectaciones en suelo, agua, aire y la población.

En 72 horas deberán recolectar y evacuar los presuntos lixiviados que han sido vertidos fuera del perímetro del sitio de disposición final licenciado ambientalmente por la Corporación CVS.

Por último, Ordosgoitia instó a Urbaser a que en 48 horas informe su gestión con respecto a la grave situación de derramamiento de lixiviados.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad