Maltrato animal

Piden justicia ante brutal caso de crueldad animal en Chinú, Córdoba

La propietaria de Pumba, un labrador de 8 años, indica que al animal lo sacaron bajo engaños de su propiedad para matarlo.

La señora Aura Elena Díaz Angulo denunció ante la Fiscalía General de la Nación que su mascota Pumba, un perro labrador de 8 años, desapareció el pasado 28 de septiembre, a eso de las 5:00 de la mañana. La mujer asegura que al animal lo sacaron bajo engaños de su propiedad para matarlo.

De acuerdo con la denunciante, el perro fue atacado a machetazos por un sujeto que, tras asesinarlo, enterró el cuerpo en predios de una finca vecina.

“La noche anterior lo dejé en mi casa de campo, porque viajaba al día siguiente. Cuando la persona que cuida la casa lo llama para darle la comida, no lo encuentra. Me llaman a avisarme que no lo encuentran y se emprende la búsqueda por parte de los trabajadores y vecinos del sector”, relata la señora.

Lea también: En Valencia, Córdoba, hallan base de coca en tarros de Chocolisto

Cuenta que se hicieron las 8:30 de la mañana, cuando las personas divisaron en terreno ajeno, una finca vecina, tierra removida y con sangre.

“Se llamó al propietario para pedir acceso y revisar. Se le pregunta a la esposa del capataz y manifestó que ahí estaba enterrada una zorra que habían matado. Al remover la tierra se encontró el cadáver de mi perro con cuatro cortes fulminantes en el hocico, cráneo, cuello y lomo”, narra la mujer afectada.

“Mi Pumba estaba muerto. Había sido atacado con sevicia y enterrado vivo por parte del capataz de la propiedad en mención, afirmando después que estaba cumpliendo órdenes por parte del dueño de la finca. Por otro lado, el joven hijo del dueño de las tierras, de nombre Fred Hoyos Ruiz, afirma tajante, fría y acérrimamente que él había dado la orden de matar el perro, pues estaba convencido que este era quien se entraba a su finca”, añade la propietaria del canino.

“Pumba era una mascota de ciudad, que sólo iba a mi casa de campo de visita conmigo, conviviendo en paz con todos los animales que habitan en ella. Pumba fue retirado y sepultado en mi propiedad. Hay testigos y evidencias fotográficas de su estado al encontrarlo”, concluye doña Aura Elena Díaz.

La mujer lanza en un pedido desesperado para que las autoridades judiciales actúen ante este caso de crueldad animal, hecho ocurrido en zona rural de Chinú, Córdoba.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir