Cali

Cali lucha contra el suicidio y busca una política pública en salud mental

Cali es una de las ciudades con mayor tasa de suicidio comparada con la del país

Imagen de referencia /

El 10 de septiembre se conmenmora cada año la lucha contra el suicidio, una situación que tienen en alerta a la Organización Mundial de la Salud desde el 2014, alrededor de 800 mil personas se suicidan al año en el mundo.

Cali es una de las ciudades con un alto número de intentos de suicidios por año, solo en el 2021 se han presentado 903 casos, la mayoría de ellos en jóvenes entre los 15 y 19 años y el 61% son por intoxicaciones.

La Secretaria de Salud Pública, explicó que en Cali, la tasa de intento de suicidio por cada 100 mil habitantes es de 63,4, más de cinco puntos porcentuales por encima de la del departamento (58) y muy por arriba de la tasa del País (53). Sin embargo, de enero a agosto de 2020 hubo 1.009 casos, mientras que durante el mismo periodo de 2021 se presentaron 903 intentos de suicidio, lo que representa una disminución de 10,5%.

Miyerlandi Torres Agredo, mencionó que “más del 75% de todos los intentos de suicido se presentan en personas menores de 34 años, principalmente en mujeres y esto con algunas características importantes como son los conflictos de pareja, consumo de sustancias psicoactivas y problemas económicos como las causas fundamentales”.

Sin embargo, los casos se concentran en un 24% en jóvenes entre los 15 y 19 años, seguidos por un 19% de jóvenes entre los 20 a 24 años.

Haciendo un recuento, según información suministrada por el Observatorio Mental y Observatorio de Seguridad y Justicia Alcaldía de Cali, en los últimos cuatro años se presentaron 6.554 intentos de suicidio, distribuidos así 2017, 1.584; 2018, 1.665; 2019, 1.834; 2020, 1.481.

Es por ello que ante las alarmantes cifras, se hace indispensable la implementación de una Política Pública en Salud Mental, la cual se encuentra en debate en el Concejo de Cali.

La Concejal Tania Fernández Sánchez, quién es una de las ponente del Proyecto de Acuerdo que crea la Política Pública de Salud Mental, destacó la necesidad de priorizar la atención de las enfermedades mentales y así evitar desenlaces fatales “la incertidumbre generada por la pandemia, la desesperanza por la pérdida del empleo y un futuro incierto a causa del virus Covid19, derivó en el incremento de enfermedades mentales a nivel nacional y Cali no ha sido la excepción”.

La política pública debe ir enfocada en la sensibilización y prevención de esta problemática, en distintos lugares de la ciudad, Instituciones Educativas Oficiales y Privadas y abarcar el reconocimiento e impacto en diversas poblaciones.

Además, dice Fernández, “trae consigo la consigna de la creación de un centro de atención en salud mental de primer nivel, que estará ubicado en el antiguo seguro social de Bellavista, y en el cual además fortalecerá el tratamiento a pacientes consumidores de sustancias psicoactivas, SPA”.

En términos médicos, los especialistas están notando un incremento en las citas por psiquiatría, así lo aseguró la doctora Carolina Ayola, especialista de la Clínica Imbanaco “a lo largo de estos 6 meses se han incrementado las consultas, el primer año de la pandemia no tanto porque la gente tenía mucho temor a salir, pero en los últimos seis meses las consultas en psiquiatría han crecido bastante porque ya estamos viendo las consecuencias de estos cambios que hemos tenido en nuestros estilos de vida”.

Cambios que fueron generados por la pandemia del COVID-19 como la forma de estudiar, trabajar y relacionarse con otros, hicieron,de alguna manera, que afloraran emociones y que aquellas personas que padecían de trastornos de ansiedad u otros trastornos, optaran por esa opción, dice Ayola.

“La población de mayor riesgo son aquellos adolescentes entre 15 y adultos jóvenes de 25 años o algunos en edades extremas como adultos mayores 65, 75, o hasta 80 años sin embargo, desde hace dos años hemos estado viendo episodios, no solo casos de suicidio sino intentos de suicidio en menores de 15 años, de 11, 12, incluso hasta diez años” Lo cual también tendría una relación con el acceso a la tecnología y a los cambios de comportamiento correspondientes a la edad, por ello se necesita más vigilancia por parte de maestros y padres, insistió la psiquiatra.

En cuanto a la prevención del suicidio, aseguran que sí es prevenible, que una persona no decide de un momento a otro, sino que es un proceso y allí es donde hay que estar atento como personas allegadas o familiares “si bien es cierto que hay algunas enfermedades psiquiátricas donde se caracterizan por impulsividad y agresividad no es el común denominador de estos casos, en la mayoría hay muchísimas ambivalencias al momento de tomar la decisión y un dilema muy intenso porque hay ambos deseos tanto de seguir viviendo como de quitarse la vida, entonces en esa ambivalencia hay elementos a los cuales nosotros podemos estar atentos, como por ejemplo, que la persona empieza a verbalizar deseo de quererse morir o domir y no despertar o hasta comenzar a regalar cosas que para ellos son preciados”.

Los casos que se pueden derivar de la depresión por enfermedad u hospitalización, especialmente en pacientes mayores de 15 años, es también tenida en cuenta en clínicas como Imbanaco que cuentan con un programa especial para su atención y disminuir el riesgo de un intento de suicidio.

Por otro lado en Cali, se ha fortalecido la atención en la línea 106 en cuestiones de salud mental, brindando una línea de ruta y acompañamiento, hasta ahora, la línea 106 ha venido recibiendo llamadas, sobre todo de jóvenes, con un promedio de edad de 22 años.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir