Lo más leído

  • Entra Millonarios y sale DIM: Estos serían los ocho clasificados de la Liga
  • Rector de colegio en Barranquilla está en UCI por COVID-19
  • Primer caso de COVID en un colegio privado
  • Piden suspender clases en Sincelejo por docente que murió de COVID-19
  • Capturan a locutor señalado de agredir a mujer en Soledad
  • Un hombre asesinó a los abuelos y al tío de su hija en Sotomayor, Nariño

Hoy es noticia

Más temas
Consumo agua

Boyacá: 111 municipios sin agua potable y 9 son inviables sanitariamente

Son 111 municipios los que carecen de agua apta para el consumo en zona rural

Y 30 los que no tienen agua apta en la zona urbana.

En plena pandemia, cuando el agua se convierte en una necesidad para mantenerse lejos del coronavirus, se detecta que gran parte del departamento de Boyacá no tiene agua de calidad para el consumo humano, tanto en áreas urbanas como rurales, lo que puso en sobre alerta a las autoridades de salud del departamento.

El sector rural es que que más presenta dificultades con el recurso hídrico, pues su calidad es mucho menor para usarse.

Según el último informe del Índice de Riesgo de Calidad de Agua Potable, IRCA, presentado por la Secretaría de Salud de Boyacá, para el tercer trimestre del año 2020, tan solo 93 municipios de la zona urbana y 12 de la zona rural como son: Campohermoso, Chíquiza, Chivatá, Cómbita, Floresta, La Victoria, Maripí, Paya, Pajarito, Santa María, Sogamoso y Tuta, cuentan con agua apta para el consumo humano, los demás, presentan un riesgo en la calidad del agua, lo cual puede afectar la salud de los boyacenses.

En la zona urbana hay 16 municipios que se encuentran en riesgo bajo y 14 en riesgo medio, lo que significa que estos treinta municipios no tienen agua potable y, por lo tanto, se requiere coordinación intersectorial para apoyarlos, especialmente a los catorce que se encuentran en riesgo medio, como son: Briceño, Caldas, Ciénega, Corrales, Covarachía, Floresta, Gámeza, Jericó, Motavita, Otanche, San Mateo, Sutamarchán, Tenza y Tópaga; por tal razón, se hace un llamado a las administraciones de esos municipios, para que informen a la comunidad sobre la calidad de agua, con el fin de que adelanten medidas preventivas y de esta manera eviten que sus habitantes se enfermen por no consumir agua potable.

En la zona rural la situación es más crítica, pues 10 municipios se encuentran en riesgo bajo, 32 en riesgo medio, sesenta (60) en riesgo alto y 9 inviables sanitariamente; es decir, que 111 municipios no tienen agua potable; por lo tanto, es necesaria una intervención para apoyar especialmente a los acueductos de los municipios que se encuentran inviables sanitariamente como son: Berbeo, Betéitiva, Chinavita, La Capilla, Mongua, Monguí, Pauna, Socotá y Sutamarchán.

Según el secretario de Salud de Boyacá, Jairo Santoyo, al no tener agua apta para el consumo humano se pueden generar algunos riesgos para la salud de la población; sin embargo, gracias a las acciones de inspección, vigilancia y control de la Secretaría de Salud de Boyacá y el compromiso de algunas administraciones municipales se ha disminuido el número de casos de enfermedad diarreica aguda y en lo corrido de este año, se tiene un promedio de 27.000 casos en todo el departamento.

Por su parte, la referente de calidad de agua para consumo humano, Yaneth Zipa Casas, aseguró que, por la emergencia declarada por el Gobierno Nacional, a causa de la pandemia por COVID-19, en la que el agua se convierte en un elemento vital para contener la enfermedad, se hace necesario que este líquido fundamental sea de buena calidad.

“Instituciones como la Empresa Departamental de Servicios Públicos y la Dirección de Gestión del Recurso Hídrico que hace parte de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible, están dispuestas y vienen brindando apoyo, asesoría y asistencia técnica para mejorar las condiciones de infraestructura o de buenas prácticas sanitarias que son llevadas en esos sistemas”, indicó la ingeniera Yaneth.

Agregó que, en los acueductos del área rural, vigilados por la Secretaría de Salud, que son aproximadamente 400, la situación es aún más preocupante ya que tan sólo 12 municipios cuentan con agua apta para consumo humano y 111 restantes no tienen agua potable.

“El promedio de 400 acueductos que son rurales y vigilados, son los más grandes de cada uno de los 123 municipios, por eso el llamado que hacemos a las administraciones municipales es que le dediquen la atención necesaria para mejorar las condiciones de los sistemas de suministro de agua para consumo humano, desde las fuentes abastecedoras, cuidando y protegiendo las microcuencas y optimizando los sistemas de tratamiento”, señaló la Referente.

Finalmente, solicitó a la comunidad que desarrolle acciones de prevención como hervir el agua para la preparación de alimentos y el lavado de frutas y verduras; cuidar las fuentes hídricas e implementar costumbres de ahorro de agua en casa.

Es de anotar que el IRCA o Índice de Riesgo de la Calidad del Agua es un indicador que refleja su calidad frente al cumplimiento de las características físicas, químicas y microbiológicas de aquella agua destinada para consumo humano, basada en el análisis que hace el Laboratorio Departamental de Salud Pública.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir