Negligencias médicas

El hombre sufrió un paro cardíaco, y en la clínica no le dieron la atención

Pensionado de la policía murió ;llegó con hipertensión y le dieron naproxeno

Su familia denuncia que la médica le formuló el medicamento y falleció

El pensionado de la Policía, Segundo Gerardo Vives Zarama, falleció luego sufrir un paro cardíaco, pues en la clínica de la Policía, Nuestra Señora de Fátima, no lo dejaron internado sino que le formularon naproxeno y lo enviaron a casa.

Su esposa, Ninfa Rocío Paredes, denunció el caso de negligencia médica. “Mi esposo venía tres días con un dolor en el pecho, fuimos a la clínica, él le contó a la médico que sentía punzadas en el pecho. Ella le recetó naproxeno y lo mandó para la casa”.

Doña Ninfa relató que en su hogar, después de tomarse el medicamento, su esposo se acostó a dormir y cuando despertó, no se sentía cómodo.

A las 11 de la noche, se empezó a ahogar, yo no sabía qué hacer” dice entre llantos, “mi esposo, cuando llegó al hospital, llegó muerto, ¡ya no estaba ahí! porque le dió un infarto fulminante. ¡Esa médico no me lo mandó por urgencias y me lo hizo morir”.

A Segundo Vives Zarama, le ordenaron que se hiciera unas radiografías del tórax, pero, cuando pidieron la autorización, la clínica la programó para marzo, pues, para la fecha, no tenía permitido realizarla.

Ninfa Paredes declaró que su esposo, de 58 años, se encontraba retirado de la Policía desde el año 2000. Resaltó, que él era hipertenso y tenía prohibido tomar naproxeno.

“Yo no quiero que a nadie más le pase, que nadie más sufra esto tan horrible” pidió doña Ninfa.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir