Judicial

Familias de los cadetes risaraldenses piden justicia por atentado del ELN

La explosión en la Escuela General Santander cobró la vida de 22 jóvenes, entre ellos dos risaraldenses Diego Alendro Molina y Juan David Rodas.

Han pasado 365 días desde aquel fatídico 17 de enero del 2019, cuando un artefacto explosivo, activado a control remoto al interior de un vehículo del que todavía nos preguntamos cómo burló la seguridad e ingresó a la Escuela de Cadetes General Santander en la ciudad de Bogotá, acabó con la vida de 22 jóvenes, miembros de la Policía Nacional, que tenía sueños, metas, esperando lograr sus objetivos y que lastimosamente se truncaron debido este atentado terrorista perpetrado por el ELN.

Entre las víctimas se recuerdan dos jóvenes oriundos de Risaralda, Diego Alejandro Molina Peláez de 20 años de edad y Juan David Rodas Agudelo de 21 años, quienes fueron alcanzados por la onda explosiva, y perecieron en el lugar del atentado.

En Belén de Umbría también el luto acompañó a la familia del joven Juan David Rodas Agudelo, todo el pueblo se volcó a recibir el cuerpo de este miembro de la Policía Nacional. 

Las horas posteriores al atentado se vivieron con mucho dolor y repudio por parte de la ciudadanía, que, a través de marchas, velatones y plantones, rindieron homenaje a las víctimas de este cobarde atentado, recordando a Diego Alejandro y a Juan David Rodas.

Finalmente, las familias de los 22 cadetes que fueron asesinados en este atentado, esperan celeridad en los procesos de investigación y afirman que este hecho no puede quedar impune.

Le puede interesar: Llegaron 100 nuevos soldados para custodiar la frontera con el Chocó

Cargando