Desalojaron y demolieron el Refugio de migrantes venezolanos de Tunja

Con orden judicial tuvo que derribarse el inmueble donde acogían a migrantes venezolanos, pues la estructura estaba en peligro de derrumbarse.

Venezolanos /

Y es que días atrás, un juez del circuito de Tunja ya le había advertido a los propietarios y habitantes de una vivienda en donde funcionaba la ‘Casa Hogar Del Espíritu Santo’, el Refugio de los migrantes venezolanos ubicado cerca a la terminal actual de Tunja, que su estructura estaba en riesgo de desplomarse en cualquier momento.

Bajo esa infraestructura, desde el año 2018 y hasta la fecha, fueron albergados y auxiliados alrededor de 75.000 caminantes venezolanos en tunja, pues un grupo de venezolanos creó dicho Refugio para asistir con comida, medicamentos, ropa y alimentos a los migrantes que de paso llegaban a la capital del departamento de Boyacá.

Pero, según había advertido la alcaldía de Tunja, la casa que le había sido cedida a una familia de venezolanos encargados del funcionamiento del Refugio, representaba un inminente peligro para quienes allí se albergaban, pues en cualquier momento, podía desplomarse por la vulnerabilidad de su estructura.

Por esa razón, un juez dio la orden de desalojar y demoler inmediatamente el predio, para evitar una tragedia.

La orden se acató en las últimas horas con el acompañamiento de todas las autoridades locales y algunos organismos de socorro. Sin embargo, los extranjeros aseguran que quedaron en una total incertidumbre.

Anny Uribe, abogada venezolana responsable del Refugio, sostuvo en Caracol Radio que “nos desalojaron todos los bienes del Refugio, así que este queda totalmente cerrado, no hay nada que hacer. Esa fue una medida fuerte, porque los colaboradores que eran venezolanos, fueron desalojados, les secuestraron sus bienes, quedaron en la calle, y no tenemos a donde mudarnos. Con estos actos nos sentimos perseguidos ahora en Colombia, salimos perseguidos de Venezuela y tristemente ahora estamos viéndonos igualmente acorralados aquí”.

Entre los extranjeros hay indignación, porque no saben ahora dónde serán acogidos.

Por su parte, la administración municipal aseguró que adelantará dialogo con los representantes de los extranjeros, para intentar llegar a un acuerdo de apoyo al migrante.

Cargando