Polémica por traslado del tradicional piqueteadero Doña Segunda

El sitio con más de 60 años de historia tendrá que trasladarse al interior de la Plaza del 12 de octubre.

El piqueteadero Doña Segunda, uno de los sitios más emblemáticos de la gastronomía bogotana tendrá que cambiar de lugar para hacer sus ventas por orden del Instituto para la Economía Social IPES.

Lo que explica el IPES es que con el objetivo de mejorar las condiciones de las Plazas de Mercado en Bogotá, los sitios de comida no deben dar a la calle sino estar en una plaza de comidas al interior de la misma.

Le puede interesar: Dos ponencias positivas y una negativa del POT

Este sitio que vende fritanga está en la esquina nororiental de la plaza del 12 de octubre y está ubicado hacia la calle, las personas compran por lo general una picada y pasan a sentarse en otro predio ubicado al frente.

“Venimos haciendo una negociación desde junio de este año, nuestros abogados hicieron la propuesta de que nos dieran un tiempo prudencial para hacer este traslado a unos locales dentro de la plaza. Pedimos tiempo hasta marzo del próximo año, pero solo nos dan plazo hasta final de este mes y eso es lo que nos tiene preocupados” manifestó Jenny Gutiérrez, nieta de Doña Segunda.

Por ahora, el IPES insiste en que sólo hay plazo hasta el 30 de septiembre para que se haga el traslado de este restaurante, los representantes legales de Doña Segunda, sin embargo, agotarán todos los recursos jurídicos existentes para aplazar esta decisión.

Cargando