El río Manzanares de Santa Marta tiene 18 kilómetros de contaminación

Defensores del afluente hacen un llamado en el Día Mundial del Medio Ambiente, por la gramática situación.

La evidente contaminación de la Bahía de Santa Marta, no solo es la otra cara de la ciudad, sino también el río Manzanares, que si bien es cierto es un río que nace de la Sierra Nevada y que debería ser un espectáculo de la naturaleza, hoy no lo es por el ‘río de basura’ que se ha evidenciado gracias a las últimas lluvias que han caído en esta zona del país.

La situación se agrava cada día y justo para la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, se hace una vez más visible, y se recuerda con tristeza que en ese caudal hay 18 kilómetros de contaminación llenos de escombros y todo tipo de elementos, que complementan el deterioro del mismo, evidenciando que la protección de un afluente tan importante de la ciudad, no se está cumpliendo.

Lea también:  El río Manzanares agoniza

El llamado de alerta de las autoridades ambientales ha sido reiterativo. Pero los malos hábitos de los vecinos del río Manzanares, quienes al parecer son los responsables de arrojar desechos y elementos que complican la situación, convirtiéndose en ciudadanos sin ápice de sentido de pertenencia por Santa Marta, interrumpen el paso de la poca agua que ya no es cristalina sino negra.

“El río Manzanares se encuentra en unas condiciones terribles, desastrosas. Son 18 kilómetros entre Bonda y la desembocadura que los hemos convertido en un basurero y escombrera”, dijo William Gallo, creador de la Fundación Salva tu río.

Según el ambientalista, quien ha trabajado en aras de salvar el río de los malos hábitos de algunos samarios, la pasividad e indiferencia hacia el tema, hace que no se tomen acciones reales de fondos para poder darle solución al problema.

Necesitamos educación ambiental permanente y una campaña para sacar a las personas que están viviendo a las orillas del río. El daño no solamente es a los 18 kilómetros del río Manzanares, que es una zona de desastre, sino a la ciudad como tal porque estamos promocionando a Santa Marta como ciudad turística, pero cada vez que vienen inviernos, toneladas de basuras están saliendo por el río hacia el mar”, señaló William Gallo.

Para William Gallo, mientras no haya cultura ambiental ciudadana, la contaminación de estos ríos y playas, siempre será un problema recurrente sin solución.

 

 

Cargando