A iglesias colombianas les falta plan de gestión del riesgo: expertos

Aseguran que muchos templos, no tienen un plan de gestión del riesgo suficiente para evitar casos fortuitos como el de la catedral de Notre Dame.

Preocupante es el panorama de los templos en Colombia. La arquitectura casi el 50% de las parroquias con cientos de años de historia, según académicos e investigadores en patrimonio, necesitan restauración, recursos y planes de conservación y de riesgos, que vayan más allá de controlar los bienes y hurtos. Hay templos que incluso no podrían soportar ni lluvias torrenciales, ni un fuerte sismo.

Henry Neisa Rodríguez, investigador de patrimonio cultural artista plástico y restaurador de la Universidad UPTC, investigador cultural e histórico miembro de la academia boyacense de historia y del consejo Internacional de monumentos, explicó en Caracol Radio que tras la conflagración generada en la catedral de Notre Dame en París (Francia), “entramos un poco en pánico de ver que nuestras iglesias colombianas, catedrales y parroquias, no tienen un plan de gestión del riesgo para evitar algún hecho fortuito como el sucedido en Notre dame, y solo se tienen planes para evitar el robo o trafico ilegal de bienes patrimonio cultural. Son muy pocos los templos a los cuales se les ha hecho una debida restauración, y es urgente su intervención, templos doctrineros y de otros estilos que indudablemente cuentan la historia de nuestros pueblos en Colombia, y alrededor de los cuales también se ha tejido cultura”.

Por ejemplo, a portas de la celebración del Bicentenario, los templos que forman parte de la ruta libertadora, entre el Meta, Casanare y Boyacá, se encuentran en un pésimo estado de conservación.

“Correspondería a cada iglesia garantizar su preservación, sí, pero también no se debe desconocer la corresponsabilidad del Estado, para aunar esfuerzos por conservar estos templos, de forma urgente”, sostuvo Neisa Rodríguez.

El experto en patrimonio trajo a colación la situación de varios templos. Por ejemplo, los feligreses de El Cocuy (al norte de Boyacá), celebran en esta semana santa del 2019, sus eucaristías en el polideportivo, ya que el gorgojo y las lluvias amenazan el techo de la parroquia que tiene cientos de años de tradición.

Como otro ejemplo, destacó el templo doctrinero de Sora (Boyacá), el cual está agrietado, y tuvo desafortunadas intervenciones en el pasado, por lo cual no sería resistente a un fuerte sismo. No se queda atrás el templo de Chíquiza (Boyacá), el cual presenta desplome en uno de sus muros laterales.

"Podríamos numerar muchos templos con varias dificultades, por eso vale la pena que el Ministerio de Cultura o los entes territoriales, hagan un barrido sobre cuáles infraestructuras, necesitan apoyo urgente", concluyó Neisa Rodríguez,

Cargando