Docentes reclaman salarios y estabilidad laboral en Asomenores de Turbaco

Con pancartas y cánticos de lucha, los educadores se manifestaron a las afueras del establecimiento

Desde hace más de tres meses, un total de 104 empleados que prestan sus servicios en la Asociación para la Reeducación de los Menores Infractores a la Ley Penal (Asomenores) en Turbaco, no han podido cobrar sus salarios por la falta de presupuesto que según ellos dice tener el ICBF.

Con pancartas y cánticos de lucha, los educadores se manifestaron a las afueras del establecimiento ubicado sobre la Troncal de Occidente. Lo más grave aún, denuncian, es que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ya habría entregado la administración del centro a una fundación de Medellín, hecho que pone en riesgo la posibilidad de derivar el sustento de los maestros que llevan incluso, más de 20 años impartiendo orientación a estos jóvenes con condiciones especiales.

Hoy a pesar del riesgo que representa tratar con los menores que han cometido diferentes delitos, los profesores denuncian que no tienen ARL ni EPS, lo que agrava aún más la situación.

"El Bienestar Familiar en sus objetivos misionales tiene la protección de la infancia y adolescencia, pero hoy en nuestras familias también hay niños que les están siendo vulnerados estos derechos precisamente porque tenemos mucho tiempo sin recibir el fruto de nuestro trabajo, algunos compañeros incluso no han logrado matricular a sus hijos", manifestó el profesor, Pedro Mattos.

El grupo de educadores se han declarado en asamblea permanente a la espera que la Regional Bolívar del ICBF, resuelva en primera instancia, la situación laboral que tienen más de un centenar de empleados.

Cargando