Cuestionan acusación de la Fiscalía por casos de proxenetismo en Cartagena

El empresario israelí Eyal Shaty fue dejado en libertad pero sigue vinculado al proceso

 

El empresario israelí Eyal Shaty propietario del inmueble donde funcionaba la casa Golán vinculada por la Fiscalía con caso de prostitución sexual infantil en Cartagena, cuestionó duramente la labor del ente acusador tras asociar su nombre con 7 delitos. El extranjero señaló fue ensuciado sin tener relación con la red que presuntamente también ofrecía los servicios de jovencitas en otras ciudades como Medellín, Bogotá y Santa Marta.

“Todo lo que dicen es verdad, yo no niego nada de lo que ha pasado en estas casas porque escuché testimonios de niñas y me duele el alma por lo que sucedió. Pero no puedo responder cuando doy la llave, el que está adentro tiene que responder. Señor Fiscal por qué no avisan al propietario, diga en su casa pasa eso y si no respondo, soy cómplice pero hágalo saber”, sostuvo el israelí.

Los otros implicados en esta investigación recibieron medida domiciliaria, se trata de Mor Zohar, Yakov Tzokduyan, Zauriberovski Itschak y Marcial Antonio Sarmiento, quien es integrante de la Policía Nacional y según indica el ente acusador, recibía dinero de la red de explotación sexual a cambio de información sobre los operativos que las autoridades adelantaban contra delitos sexuales.

En el mismo sentido se cobijó a otras dos personas identificadas como Víctor Hernando Navarro y Yulieth Lozano Ríos. Gabriel Konigsberger; uno de los ciudadanos israelíes hace algunos días quedó libre pues un juez consideró ilegal la captura.

 

 

Cargando