Persiste grave situación en cárceles de Nariño

Hacinamiento y salubridad principales falencias, según la Contraloría.

La Contraloría entregó un detallado informe sobre la situación carcelaria, tras una visita de tres días a los centros penitenciarios de Pasto e Ipiales en Nariño.

El informe muestra de que en Pasto los internos no cuentan con áreas de comedor para consumir alimentos ni con áreas para distribución de los mismos, lo que hace que las condiciones de higiene y presentación de los alimentos, vulneren parámetros mínimos de dignidad humana.

Cortesía Contraloría General

El sobrecupo en los patios del establecimiento se evidencia en lo encontrado en los pasillos, donde los internos que no cuentan con celda asignada, deben dejar sus pocas pertenencias en las vías de circulación en donde además deben dormir.

A pesar de existir la infraestructura hidráulica para que funcionen baños al interior de las celdas del patio no es posible implementarlos por los recurrentes actos de vandalismo por parte de los internos que destruyen el equipamiento, está situación provoca que las heces fecales y orina que producen los internos de esa área durante las horas de encierro, sean expulsadas al exterior del edificio, con las consecuencias de salubridad que esta circunstancia ocasiona.

El hacinamiento presente en el reclusorio para varones, se replica en la reclusión de mujeres, que funciona como patio separado al interior del penal, donde en una celda para 2 personas deben dormir 5.

Cortesía Contraloría General

Los internos que cuentan con celda asignada, llevan a cabo su visita conyugal en tales espacios. Por su parte, los internos que no cuentan con ella, deben atenderla en un espacio colectivo que para lo Contraloría a todas luces es inadecuado.

En la cárcel de Ipiales se determinó que el inicio de las obras de intervención de la infraestructura hidráulica del establecimiento, agravó el hacinamiento ya existente en dicho penal, ya que es necesario mantener libre el área donde se realizarán los trabajos, y los internos deben ser redistribuidos en los restantes patios, lo que lleva a que muchos de ellos pernocten en los baños.

Muchas falencias en hacinamiento, consumo de alimentos y salubridad del centro penitenciario de Pasto se replican esta localidad. Además de ello el área de sanidad no cuenta con cielo raso, lo que lleva a que las instalaciones se inunden cada vez que llueve.

El ente de control concluye que la situación detectada en los establecimientos carcelarios visitados en Nariño confirma una vez más que, se mantiene el Estado de Cosas Inconstitucional declarado por la Corte en materia penitenciaria y carcelaria.

Cargando