Ferreterías ya no podrán vender solución y sustancias químicas

Todo porque fue aprobado en el Concejo de Manizales el Proyecto de Acuerdo 133 que prohíbe distribuir y vender solución a niños y adolescentes

Fue aprobado en el Concejo de Manizales el Proyecto de Acuerdo N° 133, “por el cual se prohíbe facilitar, distribuir, ofrecer o comercializar a niños, niñas o adolescentes sustancias psicoactivas o cualquier sustancia que afecte la salud como el sacol y/o solución”.

El secretario de Gobierno de Manizales, John Evert Zamora, indicó que se tiene un reporte desde la Secretaría de Salud se tiene un reporte de unos 150 niños que son consumidores de sacol y otras sustancias.

“De allí que es importante que este proyecto de acuerdo vaya amarrado a un programa de salud mental que se manejaría a través de la Secretaría de Salud Pública del municipio para entregarle a los niños una atención integral. También se van a realizar unos operativos de mano de la Policía Nacional para que se vigile el control y la no venta de estas sustancias en puntos críticos como lo es la llamada zona F donde se encuentran en gran masa las ferreterías de Manizales”.

El Concejal ponente del Partido Opción Ciudadana, Yhon Eduard Orozco Ciro, consideró que con esta iniciativa se busca evitar que los menores de edad accedan fácilmente a estas sustancias; igualmente, los establecimientos de comercio que distribuyan este tipo de sustancias a este grupo poblacional, recibirán las medidas correctivas estipuladas en el Código Nacional de Policía y demás normas concordantes y complementarias.

“Se hizo un cambio en el artículo tercero, en el cual se vinculó un parágrafo para que este Acuerdo no solo fuera correctivo, sino que también empezáramos a hacer un proceso de prevención, en donde los jóvenes y niños que sean sorprendidos consumiendo esta sustancia psicoactiva sean reportados a la Secretaría de Salud, para que desde allí se realice un proceso de rehabilitación”, expresó Orozco Ciro.

De esta forma todo menor de edad que sea sorprendido bajo el influjo o tenencia de sacol o sustancias psicoactivas será conducido por la Policía de Infancia y Adolescencia ante la respectiva Comisaría de Familia o al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar I.C.B.F., en donde iniciaran con el respectivo procedimiento.

Cargando