Fronteras

Coyotes y maleteros venezolanos se toman las trochas fronterizas

El contrabando se mantiene en medio del cierre de frontera.

Los pasos ilegales se están convirtiendo para muchos hombres de nacionalidad venezolana en la única fuente de ingreso para subsistir en la zona de frontera en medio de la falta de oportunidades laborales que enfrentan por las condiciones sociales, económicas y de legalidad con la que llegan un alto número de extranjeros al país.

Uno de los llamados coyotes narro a Caracol como ingresan a laborar en esta actividad ilícita “uno pasa por primera vez y va viendo como es el movimiento y pasa 15 – 20 días y después lo llaman para darle un código de tres - cuatro – cinco- números dependiendo las personas que estén trabajando…”

Las normas están creadas al interior de la organización delictiva que maneja el contrabando por las trochas fronterizas quienes las incumplen deben asumir las consecuencias “si ha cometido una falta grave, lo buscan para llamarle la atención y llevárselo al jefe de la trocha… claro le dan las maletas para que se las lleven y no aparece las maletas, no aparece persona y después lo identifican porque dice que andaba vestido con un suéter verde y un pantalón así azao…entonces después lo buscan, lo consiguen, le llaman la atención y lo descodifican, le sacan el número y no lo dejan pasar más por ahí por estar de torcido…”

Las tarifas están estipuladas en los pasos ilegales, las personas tienen tarifas entre $5.000 – $10.000 para mercancías, el cobro varia por tamaño y cantidad “si usted quiere pasar unos cauchos, yo por los tres cauchos le cobro $30.000 por cada caucho $10.000 por yo pasar esos cauchos me cobran a mi $5.000 por cada caucho, yo pago $15.000 y cobro $30.000 me quedan $5.000”.

Labor diaria y permanente en medio de las acciones trazadas por las autoridades de ambas naciones para combatir el contrabando, sin embargo, la demanda de la actividad ilegal les genera rentables ganancias “hasta $100 por que cobran $2.000 pasar las personas cargadas para que no se mojen en el río…”

Los coyotes son divididos por las trochas fronterizas de acuerdo con las solicitudes de mercancía que se hacen con anticipación bajo el sistema de pedidos “hay trochas para carros para motos, personas, animales, hay trochas para todo donde pasan las gándolas donde pasan los alimentos para acá…”

Los coyotes, dejan entrever, quienes al parecer están detrás de este delito que en medio del cierre de frontera se mantiene “el Ejército, venezolano, la guardia, el CIPC, hay tres de la guardia nacional, cuatro, cinco del Ejército venezolano y cuatro o seis del Ptj y hay de todo hasta jubilados cobrando las vacunas…”

La disputa por este control territorial ha cobrado la vida de decenas de personas en lo corrido de este año en la frontera por la rentabilidad que deja el paso ilegal de mercancía entre los dos países.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir