Asesinatos

Fiscalía descartó que asesinos de niña en Tunja estén dentro de su familia

Con moderna tecnología, un grupo especializado de la Fiscalía en Bogotá, sigue tras la pista de los homicidas.

Seis años después del asesinato de Andrea Marcela García Buitrago, una niña de 12 años que primero fue secuestrada y luego asesinada y finalmente abandonada sin vida y dentro de una maleta en un lote baldío sobre la vía que conduce de Tunja hasta Villa de Leyva, las autoridades no abandonan todos los recursos a su alcance para determinar quién o quienes, por qué y bajo qué circunstancias cometieron el crimen que estremeció al país

El director Seccional de Fiscalías en Boyacá, Javier Díaz Villabona reveló en Caracol Radio el curso del proceso que aún está activo con un grupo especial e interdisciplinario del Nivel Central de la Fiscalía General de la Nación, y bajo la dependencia del Centro Estratégico de Valoración Probatoria (Cevap), un espacio dotado de moderna tecnología al servicio de la justicia que se construyó con el apoyo de la Unión Europea para apoyar al ente acusador.

Incluso con técnicas americanas de criminalística, intentan esclarecer el hecho, para darle repuestas a los padres de la niña asesinada en octubre del 2012. 

La investigación del caso comenzó por la Fiscalía 11 Seccional de Boyacá, y hoy sigue su curso apoyándose de dos retratos hablados que pudieron determinarse en el año 2015. 

Y es que la impotencia al no poder hallar a los responsables no solamente la soportan los familiares de la víctima, la Fiscalía asegura que comparte el mismo desasosiego, al ver que nada lleva a resolver la misteriosa muerte.

Han sido al menos 20 exámenes de ADN los que se han cotejado en la investigación, pero ninguno, ha resultado positivo para detectar a los homicidas.“Se ha ordenado decenas de entrevistas, se han recolectado evidencias probatorias en el lugar de los hechos, tales como la maleta donde fue encontrada quemada la niña, una camiseta de la niña con evidencias de semen que se llevó al laboratorio de medicina legal, y con esa evidencia de los espermatozoides encontrados allí, se han hecho cantidades de cotejos de ADN con posible sospechosos, y todos han resultado negativos”, explicó Díaz Villabona. 

En medio del proceso, la Fiscalía hoy reconoce que la familia de la pequeña Andrea Marcela, fue re victimizada. 

“La primera línea de investigación en el 2012 se dirigió hacia los familiares de la víctima, porque en principio se quiso determinar si habían posibles índices de que ellos tuvieran que ver en los hechos. Pero a la fecha, tenemos que confirmar que lo que arroja el profundo análisis, es que eso, está excluido de la investigación. Se ha descartado que ni el papá, ni el tío, y ninguno de los familiares sometidos a investigación, tienen alguna relación con los hechos criminales”, sostuvo el director seccional de Fiscalías. 

Agregó que “como la Fiscal admitió que la familia de la niña estaba supremamente afectada, esta familia había resultado re victimizada, ya que el daño psicológico fue grande al haberse señalado como primeros presuntos responsables. Por eso, la Fiscalía procedió a ordenar un acompañamiento psicológico a estas personas”.

Y es que incluso en este proceso, apareció el confeso asesino de la niña del Cauca Yuliana Samboní: a Rafael Uribe Noguera, también se le practicaron exámenes de ADN, debido a las similitudes de los dos crímenes, y debido a que el homicida habría estado en Tunja. Sin embargo esta posibilidad, también quedó relegada, toda vez que las pruebas, resultaron negativas

“También se le solicitaron a esta hombre muestras de ADN, y se descartó que este sujeto, haya tenido que ver con el asesinato de Andrea Marcela”, indicó Díaz Villabona. 

El expediente del caso deja ver una multiplicidad de investigaciones tras el rastro de los homicidas, incluso interceptaciones telefónicas reposan dentro del mismo, y todas sin rastro alguno. 

Varios allanamientos alrededor del lugar donde ocurrieron los hechos también se han realizado, “algunas casas abandonadas fueron sometidas a pruebas con luces forences para saber si se advertía sangre humana, y los resultados de nuevo han sido negativos”. 

Dentro del proceso también apareció “una chaqueta que tenía vestigios de algunas sustancias parecidas al semen hallado en la camiseta que ha servido para los cotejos, pero otra vez arrojó resultados negativos. Hemos encontrado rastros de uñas, hemos hecho vigilancia y seguimiento a personas sospechosas, y nada de esto nos aporta algo significativo a la investigación. 

Dos retratos hablados de dos hombres entre los 20 y los 30 años, presuntos sospechosos del crimen, es lo único con lo que cuenta la Fiscalía General de la Nación tras el asesinato de Andrea Marcela. 

Al mismos tiempo las autoridades mantienen una recompensa de 20 millones de pesos por información sobre los autores de este asesinato. 

La Fiscalía asegura que el caso que consta de 11 carpetas bajo investigación, no está quieto, y tampoco prescribirá por ninguna razón.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir