Clan del Golfo y Caparrapos están siendo armados por carteles extranjeros

Las bandas criminales del bajo Cauca pagan 4 millones de pesos mensuales a sus sicarios.

Caracol Radio conoció en exclusiva, que las bandas criminales Clan de Golfo y los Caparrapos en el bajo Cauca están recibiendo apoyo armado de agrupaciones delincuenciales extranjeros, al parecer de carteles mexicanos, a quienes los grupos ilegales colombianos estarían vendiéndoles las drogas ilícitas.

Según la información entregada a Caracol Radio por fuentes castrenses, el apoyo estaría siendo en armamento bastante sofisticado, que hace varios días recibió el frente Julio César Vargas del Clan del Golfo, que delinque en la zona, consistente en un cargamento de 50 fusiles con visión nocturna.

El informe conocido por Caracol Radio indica que en el mercado de armas cada unidad costaría unos 30 millones de pesos, lo que demostraría la capacidad económica y de apoyo financiero y de equipamiento que están recibiendo las bandas criminales en esa franja de Antioquia, donde los homicidios se han incrementado en el 200%.

La información fue confirmada por el ejército después de la captura de una mujer conocida con el alias “La perra”, quien al parecer perteneció a la guerrilla de las Farc, que había sido contratada por esta banda criminal y portaba el costoso armamento.

“Los grupos armados organizados tienen estas armas; hemos recuperado también la que llaman la matapolicias, (es decir) pistolas Glock y armas largas. Estas armas no se fabrican en Colombia. Los grupos de bandidos utilizan no solo pago en dólares si no también pago en armas, y con ellas mantienen aquí en la región a la comunidad bajo presión y bajo amenaza”, reveló a través de Caracol Radio el teniente coronel Fernando Duran, comandante del Batallón de operaciones terrestres #24 con sede en Tarazá.

El oficial también reconoció que hoy combatir a las bandas ilegales a sus sicarios no es tarea fácil debido a los millonarios sueldos que reciben algunas personas por suministrar información sobre los movimientos de la fuerza pública, o los sicarios para cometer homicidios selectivos.

El informe de inteligencia que tiene el Ejército indica que los sicarios o los informantes reciben 4 millones de pesos mensuales, mientras que a los combatientes en las áreas rurales, los cabecillas pagan a hasta un millón doscientos mil pesos, y por ello es fundamental que llegue la inversión social a la zona, recalcó el comandante del Batallón de operaciones en el bajo Cauca, donde habló con Caracol Radio.

Integrantes del Clan del Golfo

Caracol Radio también conoció que en la subregión del bajo Cauca, el Clan del Golfo tiene 4 frentes, con unos 840 integrantes fuertemente armados. Uno de ellos es el frente Julio César Vargas que tiene 205 integrantes, mientras que el frente Rubén Darío Ávila cuenta con 220; el Juan de Dios Úsuga, 201 y el Francisco José Peñate, con 212.

Actualmente en la zona hay más de 3 mil hombres del Ejército en trabajos de control de la seguridad o en combates a Los Caparrapos, Clan del Golfo y la guerrilla del ELN, agrupaciones delincuenciales dedicadas a conseguir el control del territorio y manejar las rutas del narcotráfico.

Cargando